15 febrero, 2015

Resbalar


I don't need any help to be breakable, believe me
I know nobody else who can laugh along to any kind of joke
I won't need any help to be lonely when you leave me


Hay tardes en las que todo se niega, y otras, probablemente de domingo, en las que me digo la verdad. Resuena por mis casas del futuro, pisos medio vacíos, llenos de fotografías robadas de casa de mi abuela y de amantes inexistentes que me habría gustado que estuvieran en alguna parte.

Tendré tiempo para escribir sabiendo que no he puesto la lavadora. Ya no sé ni qué es lo importante, ni lo que quería hace dos años. Sólo sé que no puedo. Que no puedo hacer y que no puedo dar. Me lo niego, respiro hondo y logro que se me pase unos segundos antes de que vuelva. Es ridículo, pero creo que llevo toda la vida sufriendo mucho y a la vez huyendo del sufrimiento, pero hoy prefiero que me duela a mí, como si fuera capaz de soportarlo.

En un rato volverá a sonar I'm On Fire. Y yo volveré a mentir, a apagar el teléfono, a no pensar en nada, a quemarme la intuición como si lo que sé lo que va a ocurrir no fuera a pasar, porque al fin y al cabo la esperanza es lo último que se pierde y el tiempo... sí, aquello del tiempo y las heridas...



I'm having trouble inside my skin
I try to keep my skeletons in
I'll be a friend and a fuck-up
And everything

But I'll never be
Anything you ever want me to be

(los fragmentos en cursiva son de Slipped, de The National)

No hay comentarios: