25 junio, 2013

MAV (momentos aislados de valentía)


Perdóname si me restriego en tu llanto
no es personal, sólo es lo que hago
Perdóname si bebo de tu alegría
eres mi poción,
 yo nací por ver cumplido este día.
Asier Etxeandía, Piel de actor



He tenido momentos aislados de valentía. De esos que tenía antes con mucha más frecuencia. Le dije algo al Niño Melón. Algo. Me imagino que se quedó (aún) más confundido del estado habitual al que lo suelo condenar, pero es que al Niño Melón a veces no hay manera de contarle todo, porque sabes que te va a contestar, y te va a contestar con todas las consecuencias, y te va a preguntar, y te va a devolver una verdad a la que no le valen las verdades a medias ni lo de apelar a que eres rubia. Da susto, eso, pero lo superé y se lo dije.

No le expliqué todo y no sé si lo hice porque se lo merecía o porque me lo merecía yo. O porque desde hace tiempo temo que desaparezca y se vaya a Hiva Oa, porque de todo lo expuesto en el párrafo anterior se deduce que el Niño Melón será un niño, pero no va de farol. Con él merece la pena tratar de parecer un poquito mejor de lo que se es. Y la realidad es la que es, claro, pero no puedo evitar que me joda.

1 comentario:

Miguel Ángel Maya dijo...

:-)

http://www.youtube.com/watch?v=4RNiQ4GkhgA