11 noviembre, 2012

Rouge

 
Come on in, I've got to tell you what a state I'm in
I've got to tell you in my loudest tones
That I started looking for a warning sign
And the truth is
I miss you
Yeah the truth is
I miss you so
And I'm tired
I should not have let you go
So I crawl back into your open arms
Yes I crawl back into your open arms...
A Warning Sign, Coldplay


Me pregunto qué quedará de mi vida después de esto. Si hay un después.

Nadie sabe nada.

Q. me mira, J. me mira, No Me Llames Así me mira, Lady K me mira, El Niño Melón se ha quedado con las ganas de preguntar, Queens pregunta pero dice que si quiero no me pregunta, y yo tengo el olor de tu saliva sobre mi piel. El Último Superviviente no se ha dado cuenta de nada, como en aquella fiesta en la que me besaron delante de él y al día siguiente ni se acordaba.  Me he hecho la fuerte replegándome del resto de mi existencia, viviendo días de cuarenta y ocho horas en los que solamente existes tú, y empiezo a notar que todo lo demás se disuelve como un azucarillo social en el que esto no está ocurriendo, en el que ni tú ni yo existimos. Nunca antes me había perseguido un monstruo hecho de celos que tiene una cabeza y siete colas, pintado con tembloroso trazo infantil. Tantas primeras veces y tenía que aparecer esta. Suena Coldplay y recuerdo esto que escribí sobre ti hace cinco años...

Tiene algo. Algo que me empuja a una especie de abismo existencial y hace que incluso baraje tirarme. De golpe se para el tiempo. Sabe cómo hacerlo sin tratar de embridar mi manera de ser. Por eso me salen greguerías cuando hablo con él, supongo.

... y busco tu nombre por aquí, y veo que te he escrito todos los dos de enero...

... el azucarillo se disuelve con lágrimas, la asfixia está tan cerca, te he contado lo que sufro, y yo que decía que sólo quería despertarme contigo, pero el adverbio era retórico, una partícula de nada comparada con lo que deseo, más bañeras, más cine, más besos, más calor, más viajes, piernas ardiendo en el salpicadero, mis brazos abiertos - no sé si mis o más - y pedírtelo todo, que no es ni una micra menos de lo que me pido a mí...

Estoy deseando volver a pintarme los labios, quizá lacerarte un poco. Mi pecho izquierdo guarda tus marcas rouge de día azul. Mientras, unas letras gigantes en la pantalla del cine nos gritan que no hay que dejar pasar las segundas oportunidades...

4 comentarios:

Darthpitufina dijo...

Ay, yo tuve mi Warning Sign particular, fue un romántico paréntesis de 24 horas en el que intentamos desvestir nuestra incertidumbre y nuestros condicionales (y si...).
Me encantaría que en tu caso supusiera un to be continued feliz...

Besines, reina!

Microalgo dijo...

Yo me inhibo. Mero espectador involuntario. Me siento un poco voyeur, no sé siquiera si debería leer estas cosas.

kika... dijo...

Querida Darthpitufina:

Estas cosas nunca se saben. Es como empezar una novela leyendo el final. Si lo haces, terminas por no leerla entera. Veremos. Y yo te lo contaré.

Un beso
y mucha, mucha
magia,
K

kika... dijo...

Señor Microalgo:

Venga de voyeur, que tengo las persianas levantadas y las cortinas abiertas. Salvo que a usted le dé apunro, claro. Tampoco es cosa de pasarlo mal.

Un beso,
K