07 noviembre, 2012

Pequeños instantes




Que nada es para tanto
eso lo sabe el tiempo.
El tiempo, ese tesoro...
Que nada es para tanto
eso lo sabe el hueso.
El hueso allí en el foso...
Pequeño instante, Paco Bello




Miro el despertador. Las 22:22.

Los instantes se empequeñecen. Estoy sentada en el coche delante de un edificio de oficinas. Parece una caja de metacrilato que descansa en las manos de un gigante de metal. Han cambiado la hora, está oscuro, me ajusto la cremallera de la chaqueta, subo el volumen de la radio, miro hacia arriba. Se me cuela dentro la voz que sale del receptor. Consejos para tomar decisiones importantes: siempre puede decidir no decidir, no piense en las consecuencias inmediatas, crea en las corazonadas, medite, no reflexione, haga deporte. Es uno de esos programas en los que piden la colaboración del público. Todas sus decisiones resultaron a la postre ser las correctas. Sonrío. Claro. Si yo me equivocara, iba a llamar a la radio...

¿Por qué me siento así? La pregunta me llega dentro. Después del sexo, quizá el vacío. No quiero decirte que es porque siempre le has querido. Porque siempre les has querido. Parece que nadie conoce la sensación, y de pronto alguien levanta una mano oscura, como de ojeras, y confiesa que ocurre cuando hay algo pero no es esa palabra grande, no es ese latido de vísceras, no es la pequeña muerte y desconexión de cada hueso en la bañera del otro. Es, probablemente, la constatación de que nada es igual, una micra de longitud vital, el pequeño instante al borde del abismo...

No es la misma la duración de los días que los de este verano. La semana que viene volverá, de pronto, a tener días de veinticuatro horas. Echaré de menos, dejaré pasar los minutos, desearé que termine noviembre, prometeré y temeré tu tenemos que hablar cada vez menos. Los retalitos de tiempo que no quiero, que huelen a estrechez y miedo.

Esperaré mi pequeño instante, preñado de verdad, ese aliento tuyo que tomará tu forma en la boca y me cambiará la vida.

2 comentarios:

Pia dijo...

ESO PASA ...

kika... dijo...

Y tanto que pasa. Pero si nos dijeran cuándo, estaría mucho mejor...

:D

besos y magia,
K