11 abril, 2011

Los blogs se mueren solos

Como diría Migue Maya (más o menos), soy una escritora de culto porque al final del día no me lee ni el Potito y soy incapaz de ganar un premio literario. Ni teniendo amigos en el jurado. Siempre me he resistido a pensar que esto del blog es literatura de segunda categoría, aunque tampoco me veo en la necesidad de publicarlo por todas partes. Será por mi condición de escritora de culto (ja, ja, ja).

Me da mucha pena que los blogs se mueran. Algunos podrán decir que no se mueren, que quedan congelados o suspendidos en el tiempo. Da igual, porque el efecto es el mismo. Este blog ha estado a punto de morir varias veces. Solamente se ha mantenido vivo porque la vida se ha dedicado a darme masaje cardiaco y a veces me ha hecho el boca a boca. Si no fuera por eso, quizá habría vuelto a los cuadernos y al boli. De allí venimos los escritores (los de culto y los que no lo son).

No se han muerto, pero las Realidades Paralelas han llegado a estar en estado crítico. He pasado de publicar casi todos los días a hacerlo siete veces al mes o algo así. No quiero ni mirar el contador, que me deprime. La causa principal ha sido la falta de tiempo. Un blogger es una especie de hombre-orquesta que hace de todo. Si tu blog te importa de verdad, tratas de crear una plantilla que te guste, hacer tus propias fotografías y no resultar excesivamente palizas para la gente que viene a leerte. El problema es que no sé si todo eso se nota en el resultado. Casi prefiero no planteármelo, porque al fin y al cabo no soy un medio de comunicación de masas. No me sirve publicar cualquier cosa, ni quiero aburrir con posts que huelan a naftalina: tengo una carpeta en el ordenador llamada Nevera en la que tengo casi para publicar durante más de un año con la que podría amenazar a mis lectores.

Hay otros blogs cuyos autores han decidido echar la persiana de cierre e irse con la música a otra parte. Eran blogs que me gustaban mucho. Ir, por ejemplo, a Migue y el fabuloso trompetista invisible era como salir al recreo después de clase de Matemáticas. Me quedo un poco huérfana y el blogroll se aburre un poco más.

Supongo que puede resultar un poco estúpido, pero a veces pienso que quizá si yo me marchara de aquí alguien dejaría de tener este descampado al que venir a jugar, y eso me anima a seguir. Me anima. No me presiona. La única presión que tengo yo es una especie de hilo de pescar que tira de mi ombligo y me hace coger el rotulador – soy una escritora de culto y tengo costumbres espantosas como la de escribir con rotulador – para volver a contar algo. Cualquier cosa. Pero me importa que estéis ahí. Incluso me importa que esté alguien a quien le dije que no volviera.

23 comentarios:

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Yo diría más bien que eres una escritora culta, porque te sabes unas capitales rarísimas, ¿Migue ha cerrado el blog? Un beso!

Minuet dijo...

Nunca he dejado de leerte, ¿que? "ahhh, que yo no valgo, que yo soy muy rara", es cierto KiKa, me gusta la gente especial, y si eso significa "escritora de culto", ¿que mas da?..me gusta leerte y si, si cerrases este espacio, tendría que buscar otro banco en otro parque ajeno, e igual "menos de culto",..

No se escribe por presión sino por la necesidad de sacar fuera y por el cariño a los que te leen, y sé que ahí dentro, ahora , tienes eso que decir, aunque , como es algo, muy comercial, no lo digas, haces bien, lo único importante es sentirlo..

Mi blog estuvo a punto de echar el cierre... escuchanos..
Besos de culto...
PD: sin tu entrada hoy, no habría cogido está canciónpara "el sitio de mi recreo"...

Anónimo dijo...

Yo he sentido lo mismo que tu un millon de veces, pero... ¿Quien necesita lectores?

Tu mejor lector eres tú misma.

Si escribir aquí te hace sentir bien... sigue haciéndolo.

Mucho ánimo de uno de tus lectores esporádicos... lo haces muy bien.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Jo, el sitio de tu recreo, Kika...
...Me has emocionado, pero quiero puntualizarte algo: yo no he cerrado el blog, ni se ha muerto solo (creo), simplemente necesitaba un momento para estar solo y rumiar ciertas cosillas personales y vertiginosas...
...Ya tengo el gusanillo ese de... Bueno, que cuando vuelva lo voy a hacer a lo grande (qué fanfarrón), como esos reencuentros de grupos míticos de los 80 (pero menos patético, espero)...
...Muchas gracias por lo que me toca de esta entrada, niña...

Darthpitufina dijo...

Estooo... te he dejado un premio en mi blog. Pásate cuando quieras a recogerlo.

Un besote.

Juan Carlos dijo...

Pues que sepas que tienes razón así que ni se te ocurra cerrar. Sólo faltaría.
Salu2

Juan Carlos dijo...

¡Ah! y no seas perezosa y vuelve a publicar más a menudo.
Pues eso, + salu2

Jaco dijo...

Estoy con Juan Carlos, ni lo cierres ni lo dejes morir.
Creo que es el único blog que leo enterito, todas las entradas, todas las palabras. Y todo con un placer extremo.

Ya sabes como trato yo a mi blog. Un muerto que respira muy de vez en cuando. Me da una pena...

Un beso.

Elena Lechuga dijo...

A mi compatriota lo echamos todos de menos en su kit-kat. Espero que vuelva pronto.
Tú ni pienses en esas cosas, mujer... no me dejéis huérfana...

Pablo dijo...

Todos, o casi todos los blogueros, podríamos sucribir esta entrada ¿Ha matado Twitter a los blogs, o los ha matado Facebook y Twitter ha realizado la autopsia?

O na da de eso.

Ya son muchos los que auguran la muerte de los blogs en favor de las redes sociales, y creo que vana morir sin que nadie valore en realidad lo que han significado. Una pena.

Anónimo dijo...

a mi me encanta entrar a aquí a leer o a releer!
besos
L.

hidden_angel dijo...

Ni se te ocurra dejarlo. Es lo único que hace que se me remuerda la conciencia para volver a escribir en el mío. A ver si algún día vuelvo a retomarlo que mi calendario sí que da un poquito de vergüenza.

Anónimo dijo...

Hada,

aquí hay un niño que quiere venir a jugar a este descampado.

No es sólo el recreo. Es la ventana a una realidad donde cada uno guardamos un pedacito de alma. Es un universo en el que anidan los sueños.

Gracias, Hada, por guardar allí nuestra alma.

Loren dijo...

Yo soy de los que piensan que nada muere mientras tu recuerdo y tu legado sigan ahi. Los grupos de musica, los actores, las peliculas, los libros, los blogs,... perdurarán vivos no solo mientras estén activos sino tambien mientras alguien te recuerde aunque solo sea por un segundo. Y sabes que? solo porque alguien te recuerde un solo segundo merece la pena dedicar parte de tu tiempo a un blog.

Muchos besos wapa y no mueras nunca.

Liedchen dijo...

A mi me da la vida entre horas en la oficina, me da por reír y repensar. A veces emocionarme. Y descubrir musica.

Un beso

carmen.-

NáN dijo...

Ni de koña, vamos. No se mueren mientras blogspot nos sostenga. No hemos hecho más pausados: todos publicamos con menor frecuencia. Yo era como la pareja típica española: uno a la semana. Pero con pasión. Y ahora soy de uno cada dos semanas.

Y para la escritura, te advierto: basta con tener dos lectores, solo 2, para que la escritura mejore y se ensanche.

Los blogos y blogas nos hemos hecho adultos (como tales). No pienso renunciar a la libertad de espacio. En mi otro blog, el de la autodisciplina lectora, hago entradas de más de 2.000 palabras. Me parecía tan arriesgado que he puesto un contados de esos, yo que nunca jamás he visto una estadística ni sé cuántos entran en mi primer blog.

Y he hecho bien en poner el contador, porque los comentarios suelen ser 0, otro 0, y otro y otro. Pero el contador me dice que, todos los días, entre 10 y 15 personitas entran a leer. Me basta. Me había propuesto no seguirlo si no entraban 2. Estoy encantado: 10-15 personas son muchas personas, porque influimos constantemente unos en otros y el efecto de lo que decimos se multiplica.

Es lo que se llama "la escritura egoísta", algo parecido al "gen egoísta".

Tu descampado es necesario para muchos.

Anónimo dijo...

Yo suelo pasarme a leer de vez en cuando, así que no sé si cuenta que quiera que sigas con esto, porque ni siquiera nos "conocemos". Una vez te escribí un correo, cuando aspiraba a formar parte de la empresa que te emplea. Ahora soy más feliz que en los últimos tres años, he ganado fuerzas y estoy recuperando vida social. Eso sí, no pierdo costumbres adquiridas, como las de aprovechar los ratitos muertos para leer cosas vivas y sonoras. Tu blog respira y espero que tus ganas de seguir escribiendo crezcan como las flores en primavera (o las setas en otoño, que anda que nos es cursi lo anterior). Cuídate y gracias por reservarnos este espacio de recreo.

S. dijo...

Vengo de Darthpitufina...y me quedo.
Los blogs se mueren porque las ideas se van.La gente tiene prisa.
Siempre he pensado que nadie me hecharía de menos.Pero en realidad,siempre hay alguien que sí lo haría.

ETDN dijo...

No sé si el Potito te lee, pero desde luego yo sí.

Y quiero seguir revolcándome en este descampado de palabras. Me gusta la metáfora: un sitio de libertad, de juegos, donde todo está por construir.

El ritmo de escritura lo decide cada uno. Me gusta la reflexión de Nán sobre la "madurez" de los blogs. El ansia adolescente, la emoción de la novedad, el hecho de que lo que escribíamos en nuestros diarios o en cuadernos de notas antes de que se llamaran Moleskine (a rotulador o como fuera) de repente tuviera lectores y hasta feed-back era excitante, nos subía el ego, nos daba razones para seguir, y a la motivación interna se sumó otra externa.

Después los lectores del blog se hicieron reales. Amigos. O al revés. Conocías a alguien por ahí y ese encuentro fugaz derivaba en una amistad más profunda a través del blog.

Después el facebook, el twitter...la inmediatez, la "vida real", el cotilleo, las aplicaciones. Y el tiempo del día limitado.

Y los blogs en un segundo plano, como el juguete que se arrincona ante la llegada de uno nuevo. Pero tal vez eso, como dice Nán, les da sosiego. Profundidad. La gente sigue leyendo, aunque comente menos.

uf, vaya rollo. ¡Si yo solo quería saludar!

bss

kika... dijo...

En primer lugar, gracias a todos por vuestros comentarios. Voy a contestarlos todos, por partes (como diría Jack el Destripador). Pero os quería decir antes de nada que sois muy buenos. Me habéis animado mucho y me hacía mucha falta...

Guille... rarísimas... me acabas de recordar al Dr. House, que le pregunta a una médico de las que va a contratar cuál es la capital de Azerbaiyán, ella dice que Bakú, y House comenta divertido "Es como Internet, pero con peras"... lo del blog de Migue me parece que lo ha aclarado él un poco más abajo...

Minuet... es verdad, tú también tuviste que resucitar al tuyo... creo que lo importante es que si van a morir, no mueran solos...

Anónimo... muchas gracias por pasar por aquí. Seguiré y si te aburres, me lo dices...

Migue... Pues sí, me quedé sin sitio donde jugar... y me gustaba mucho. La verdad es que tu "pausa" (te compro la puntualización, pero parcialmente, ya ves) ha sido una de las muchas que se han producido en blogs que leía en los últimos meses... pero la tuya ha sido la que más me ha fastidiado, para qué te voy a engañar... y gracias a ti, hombre...

Darthpitufina... si me dan el Oscar me habría hecho bastante menos ilusión. Muchísimas gracias por el premio, eres un amor vestido de azul y con casco negro (me acuerdo siempre de ti cuando veo el anuncio ese de un coche en el que un niño va vestido de Darth Vader)...

Juan Carlos... ni se me ocurre. Y trataré de actualizar tan a menudo como lo permitan las circunstancias, que va a ser mucho más, te lo aseguro...

kika... dijo...

Jaco... tú eres una de esas personas de las que hablaba ETDN, a quienes conoces gracias a esto, y que te aprecian, y a las que les gusta "Adiós Tormenta" casi tanto como a ti...

Elena... es que tu compatriota es un puñetero. Ya puede volver a lo grande y contarme las historias de voyeur que me prometió, que no me las ha contado por mucho que diga... :D

Pablo... yo, como NáN, y quizá como tú me resisto a creer que han muerto, pero es verdad es está habiendo muchas bajas últimamente, y por algó será. Quizá nos hacemos mayores, quizá buscamos otras cosas, no lo sé...

L... aquí releer sí que se puede, porque te voy a decir una cosa: este blog ya tendría el tamaño de dos bestsellers de esos muy gordos, y lo han visitado más de 145.000 personas, así que posts tienes muchos, y espero seguir para que haya más...

hidden_angel... pues tu blog es otro que me fastidia que esté así, como el de Migue. Pero yo te veo ya en un rollo vídeo-blog, o serie de la internet-tele... no sé. Vuelve. En cualquier formato...

kika... dijo...

Anónimo (pero de anónimo nada, rey)... mientras sigas viniendo, todo tiene algo de sentido. Aunque te ponga las peras al cuarto, que tampoco te viene mal... :D

Loren... muchas veces pienso precisamente en eso. En la oportunidad de trascender, de ser un poco inmortales que nos dan los blogs. Ten en cuenta que yo aquí no hablo de actualidad, ni doy recetas de cocina ni consejos de informática. Hablo de mi vida y jamás pensé que eso le interesaría a nadie (excepto, quizá, a algún espñia)... y aquí estoy, muchos, muchos posts después...

Liedchen... sobre todo, gracias por emocionarte...

NáN... como siempre, tu comentario da en el blanco. Nos hemos hecho mayores. Yo creo que para bien, aunque esto de hacerme mayor en el sentido bloguero de la palabra me da miedo. Claro. Pero estoy contigo. Una vez a la semana con pasión. Cuando sea, pero con pasión. Y ya sabes cómo soy. A mí, precisamente la pasión, me sale a chorros...

kika... dijo...

Anónimo... espero que sigas viniendo por aquí. Por supuesto que cuenta, y mucho, que quien no me ha visto nunca quiera volver por aquí. Me hace feliz tu comentario y no sé si andas por la Empresa. Si es que sí, estupendo. Si es que no, pues genial...

S... en primer lugar, bienvenida... y sí, se trata de echarse de menos, aunque sea uno, aunque sea un poco...

ETDN... pues menos mal que has escrito todo eso, porque estaba muy bien traído, como siempre. Es verdad que al final todo se interrelaciona, la red es cada vez más intrincada y esto es una ventanita que no necesariamente cuenta todo lo que somos. Algún día contaré cómo nos conocimos y cómo un día terminamos contándonos historias delante de una caipirinha... y explicaré cómo Holden mira a los patos y tú te agarras de la pata de uno de ellos y vuelas, rubia...