13 febrero, 2011

Veintidós postales, fragmento IV


Cada miércoles me inventaba una excusa y faltaba a la Escuela. Quedábamos en Cibeles, en el chaflán del Banco de España, donde hay una puerta falsa por la que rara vez entra nadie. El voladizo del edificio nos resguardaba de la riada de transeúntes que bajaban por la calle Alcalá. Llegábamos tarde a la vez: casi lograba convencerme que nuestros defectos estaban acompasados de alguna manera más o menos inteligente. El ocurrir no era lo que importaba. Era el cómo ocurrir. Al revés que en el resto de mi vida, en la que ignoro prácticamente todos los cómos: sé que una bala mata, pero no sé cómo lo hace. Quizá por reacción terminé orientándome a los resultados.

Cómo. Así fue la primera vez que quedamos, no la primera vez que nos vimos, una sucesión de cómos perfectos, conmigo bajando con el pelo suelto por la escalera de la puerta de Goya, tú llegando al Museo en mangas de camisa, y el mayor cómo, que fue el de esa despedida. Decidí llevarte a donde tenías que ir y resultó que estaba a cien metros. Subimos al coche y paré en mitad de Neptuno, cuando de pronto un enjambre de ciclistas nos rodeó, deteniendo el tráfico que éramos solo nosotros. Entonces fue cuando nos besamos. Al volver a mirar, un centenar de ojos miraban a través de las ventanillas, convirtiendo el coche en una pecera oxigenada. Al separarnos, aplaudieron.

- Lo siguiente ya no se puede ver gratis – dije sonriendo algo sonrojada mientras saludaba a la concurrencia.

(más Veintidós postales, aquí)

6 comentarios:

trovador errante dijo...

Qué bonita postal rubia, y que bien escrito entre el ocurrir y el como.

Un beso!
Kike

Minuet dijo...

Precioso Kika.. sin más, precioso..

Bsos

Eva dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=X61BVv6pLtw

Y besos, besos.

kika... dijo...

trovador... llevo tiempo pensando entre la importancia del qué y el cómo... y en las postales, lo importante es definitvamente el cómo. No sé si es así en la vida... pero yo lo descubriré.

besos y magia,
K

kika... dijo...

Muchas gracias Minuet. A ver qué te parecen las demás postales...

besos y magia,
K

kika... dijo...

Temazo de Beirut, Eva. Sigue volviendo, por favor.

besos y magia,
K