21 diciembre, 2010

Y llegó SuperKika

Lo de que tengo cuarenta personalidades es una afirmación bastante común entre los que me conocen. Por lo visto, no es patológico si que se va quedando en el cerebro es un recuerdo más o menos hilado. Eso quiere decir que ninguna personalidad existe sin que lo sepan las otras. A mí a veces me salen La Novia Existencialista, la Ayudante de mago o Kikamala. Creo que Kikamala existe desde que yo era pequeña y mi madre me hacía ver que la que había roto algo o hecho una travesura era una niña mala que me vivía dentro, y que por lo tanto no era yo. Me advertía de que debía controlar a Kikamala porque hacía una cosa horrorosa: cada vez que me pillaban después de liarla, Kikamala se marchaba y me dejaba terriblemente sola.

Pepe Dardem siempre dice que soy la única persona que conoce que se pasa el día haciendo de sí misma. Tiene guasa. Quizá sea porque cada una de mis personalidades es una de mis facetas, incluso cuando me paso de vueltas y termino siendo doblemente yo.

En los últimos dos meses ha aparecido una nueva faceta haciéndose sitio entre el guirigay de gente que vive en mí. No Me Llames Así la llama SuperKika. SuperKika soy yo en versión extraconcentrada. Como un café de esos que sale de una capsulilla de colores. A ratos pienso que ha venido a ayudarme. Es capaz de hacer cosas que la Kika de siempre no haría. Tiene un talento especial para ir cerrando asuntos pendientes. Caso Paseante, cerrado. Caso Cantamañanas meidinchina, cerrado. Fue incluso capaz de meterse en la boca del Lobo. Eso daba miedo. Y lo logró. Aparece justo cuando la necesito y se marcha sin dejarme desesperadamente sola.

Es raro esto de las personalidades. Me hace gracia una de las últimas frases del Lobo. Creo que después de todo este tiempo no te conozco. Ya ves.

A lo mejor al final de todo es verdad, aunque a mí me sonó a autojustificación.

6 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

a lo mejor la súperkika es un compendio de todas

Anónimo dijo...

Quien es ese medinchina, Kika? Chinito?

kika... dijo...

no es él. Será que en realidad era meidintaiguan.

Anónimo dijo...

Jeje..muy bueno Kika...

vicko dijo...

Creo que todos tenemos nuestra version mala y como dices, despues de hacer de las suyas con nuestra vida, nos deja desesperadamente solos. Mientras tanto espero con ansias que llegue mi Supervicko.

Anónimo dijo...

Me encanta!! Quizás es una especie de cubo
Rubik!! Colores tan dispares!