31 diciembre, 2010

Efecto recencia

Henar hablaba hoy en twitter del efecto recencia, eso que explica que solemos recordar de manera prevalente lo que ocurre al final. Así nos formamos las opiniones. 2010, que era el año par que iba a causar furor, no causó furor de ningún tipo. Con 2010, no ha valido ni el efecto recencia. Ha sido un año generalmente melancólico y quizá sólo se haya salvado porque desde julio, momento en el que cambié de trabajo y subí los treinta escalones, todo me empezó a doler menos. Físicamente, me refiero. Aunque ahora que lo pienso algo más detenidamente, creo que las tripas me duelen igual, pero lo llevo mejor. Esa creo que ha sido la clave de 2010. Luchar para llevarlo todo mejor: no por la vía del conformismo, sino por la contraria. La difícil. No pienso resumir el año, eso lo podré hacer a partir de la semana que viene cuando pasen las celebraciones y el frío existencial haya comenzado a desmontarse.

Pero, de momento, un abrazo a todos. Y más y mejor a partir de mañana.

Me he propuesto volver a escribir más.

Feliz 2011.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tengas muy, muy Feliz Año, Hada. Este va a ser un año lleno de magia. Te deseo todo lo mejor. Y espero que 2011 sea el primero de los mejores y más mágicos años. Estoy muy orgulloso de ti. Siempre.

Minuet dijo...

Para que hacer resumen de un año... empieza este con buen rollo..bienvenida al 2011, todo será más divertido, mejor..más fácil, ya lo verás...
Besos recien comenzados

mariona dijo...

Luchar para llevarlo todo mejor.
Eso a ti te pega en el 2010 y en todos los que vendrán.
Campeona.
Un beso grande desde este rinconcito de mundo.

Elena Lechuga dijo...

pues si te has propuesto éso,
ya empezamos con buen pie los demás.
Feliz año

El Santo dijo...

La verdad es que de 2010 yo no puedo quejarme; me ha traído cosas muy buenas. Una de ellas es tenerte exactamente treinta escalones sobre mi cabeza (escalera de emergencia upstairs).
No obstante, convengo en que ha sido un año donde la euforia se ha hermanado con la melancolía. Cada cual lo habrá sentido a su manera, y por sus circunstancias, pero así ha sido. Y es un curioso hermanamiento...

Besos, y muy feliz 2011.

El Santo

kika... dijo...

Comunicante anónimo... ahí vamos, claro. besos...

Minuet... es que para resúmenes... el blog. Con eso me basta y me sobra... Así que a empezar con belleza y velocidad este año... Muchos besos...

Mariona... tú me viste cómo estaba al principio. Y sabes lo que lucho. Conmigo no puede nadie. Y te quiero mucho. Te iba a decir que volvieras pronto, pero creo que el mejor deseo para ti es que vuelvas exactamente cuando quieras. Besos enormes...

Elena... ¿qué tal ha empezado todo? ¿con buen pie? Besos y besos...

Santito... Mejor definido, imposible. Y yo, feliz de tenerte a tiro de escalera... más besos!

K