29 noviembre, 2010

Güi(s)qui-liks

El mundo está al retortero con lo de las dos Coreas. España está al retortero con el Barça-Madrid y la Empresa está al retortero con los güiquiliks. Cada loco con su tema, como dicen las abuelas. La gente pregunta si me lo he leído, y yo les digo que anoche estuve de guardia y que desgraciadamente tuve tiempo para verlo casi todo. Además, lo he estado twitteando. No dejé títere con cabeza.

- ¿Qué es eso de los güiquiliks?

El Santo se ha decidido a hacer la pregunta del día. No quiere decir que no se entere. Solamente quiere decir que he mentido. La Empresa pasa de los güiquiliks. Si quisiéramos, podríamos hacer que no se ha robado ni un documento. Nosotros estamos para cosas importantes.

Nosotros especulamos sobre Ignasi Medina.

- Este chico se despierta muy tarde – dice inquieta La Confidencial, mientras finge regar los anturios – Tiene que ser un rico heredero al que no le importe demasiado trabajar. Seguro que va a comprobar cómo van sus inversiones.
- Me parece que no – respondo – No puede ser que trabaje por diversión. Si yo trabajara por diversión, vendría una o dos veces a la semana. Este sale a currar todos los días. Aunque haya salido ayer por la noche. Mira, mira, tiene la chaqueta del traje al aire. Como nieve, se le va a mojar…
- No sé qué le veis… - dice El Santo, pero mira.
- ¿Será gay? Es que nunca hay chicas en la casa, y es monísimo…
- Confi, puede que las chicas vengan a otra hora… espero que no vengas a mirar por la noche, lo digo más que nada por tu productividad… - contesto mientras ordeno unos papeles – A mí me preocuparía mucho más ese señor calvete que se está asomando ahora mismo al segundo balcón…
- ¿Ese? No te preocupes, Kikita. Estoy segura de que es su apoderado.

Mi cara, con una ceja levantada y una grave mueca de incredulidad, hace que La Confidencial se explique.

- Si no es un rico inversor, entonces seguro que es torero.

Una escalofriante revelación más digna del güisqui-liks que del güiquiliks.

El Principillo no puede reprimir una sonrisa, mira discretamente, divertido. Creo que es de los míos. Prefiere mirar la cara de La Confidencial por toda retransmisión de lo que ocurre enfrente.

De pronto, La Confidencial mira por la ventana, y como si de un hilo de luz se tratase, gira la cabeza y clava sus ojos en los de El Santo, que a su vez mira hacia el tercer balcón, el del cuarto de baño. Ignasi, completamente desnudo, cierra la cortina con violencia mientras en nuestras caras se dibuja el parpadeo nervioso de los niños pillados en falta.

Con las manos en la masa.

7 comentarios:

ETDN dijo...

jajaja, qué bueno, he pinchado en el enlace y me ha encantado la escena. Parece el anuncio ese del tío de la coca cola light pero en plan alta diplomacia, jajaja.

Sobre güiquiliks parecería de cachondeo si no fuera porque estamos hablando de las (in)seguridades nacionales. Pero qué te voy a contar. Seguro que a diario ves cosas que no creeríamos aunque las proclamaras en el blog. Como yo.

Ay, si esta crisis wikilikiana la pillara Leslie Nielsen...

besos

pd.- semana muy fría para salir de casa, a ver si después del puente quedamos.

Anónimo dijo...

Es increíble. Yo miraba, pero no vi nada (lo aseguro). Vosotras, sin mirar, lo visteis todo. Y el Principillo, mientras tanto, tronchándose. Menuda escena...

El Santo

Elena Lechuga dijo...

Y qué masa, Kika; qué masa shiqillsha

Amfortas dijo...

por cierto, mi se me acaba esto de PG y necesitaría un despacho con vistas como las tuyas. El voyeurismo es una parafilia maravillosa. Un día te contaré refinamientos del voyeurismo si es que me dejas porque como eres tan joven. BESOS

Lilith dijo...

Jaja, yo voto porque es torero. Eso explicaría el cuerpo de escándalo (o eso me lo estoy imaginando yo solita?).
Ah, qué recuerdos, de cuando mi despacho tenía vistas!!

Minuet dijo...

jajaj...muy bueno, conseguiste, lo más difícil de mi, sacarme una sonrisa..
Estoy con Lilith, para mí que es torero..igual lo cito a mi despacho..

Muach_K

kika... dijo...

... dentro de nada... más sobre mi querido Ignasi...

besos a todos!
K