24 octubre, 2010

NO2*

Cuando me olvido de mí
es cuando te siento más cerca
y nunca se aleja
lo que acaba de pasar
La chispa, Kiko Veneno



El aire pesado de estos días no tenía nada que ver con darte conversación una hora sin que pasara nada. Ni siquiera nada de algo en concreto, sino nada de nada. No era el aire detenido a tu alrededor. Era el dióxido de nitrógeno espesando la atmósfera. Mientras los carteles luminosos de la M-30 pedían que dejáramos el coche en casa, mantuve el pie sobre el acelerador, a tope.

Una especie de suicidio colectivo sin intención ni parafernalia.


* el dióxido de nitrógeno es un gas de color marrón amarillento
(de ese color estaba Madrid el día que saqué esta foto)

4 comentarios:

trovador errante dijo...

Un beso rubia

Miguel Ángel Maya dijo...

...Sólo por mantener el pie sobre el acelerador, a tope, cuando los carteles de la M-30 te piden que dejes el coche en casa, sólo por eso me doy cuenta de que me caes muy bien (y eso que no te he visto leyendo en un transporte público jajaja)...
...Besos...

kika... dijo...

hola kike... ¿qué tal todo? ¡cuánto tiempo!

besos
K

kika... dijo...

Migue, tu comentario me llegó ayer en un momento en el que estaba un poco plof... y obró el milagro de ponerme de buen humor...

(y eso que no me has visto leyendo en el transporte público)

;)

besos
K