15 octubre, 2010

El fin del mundo se acerca (y luego no me digáis que no os avisé)

Queens - ¿Te vienes mañana al teatro? Es que me han tocado dos entradas y había pensado que…
Kika – Pues mira, no. Es que tengo tos, y es jueves, y mañana hay que trabajar…
Q – … y además ya has visto la obra. Ya decía yo que no te iba a apetecer.
K - ¿Ya la he visto? ¿Pero a qué me estás invitando, tía?
Q – A ver Mundo y final, de Ron Lalá. Ya sé que la has visto varias veces…
K – Huy, se me acaba de quitar la tos. ¿A qué hora quedamos?

No es muy común que alguien haya visto una obra de teatro varias veces. Y cuando digo varias, digo muchas. Diría que he visto Mundo y final en más ocasiones que las mamás de los actores, que sus novias, que sus perros y probablemente alguna más que sus tortugas de peluche, si es que tienen. No es frikismo. Es que lo merecen. Y creo que puedo explicarlo.

Hace un tiempo mi amiga T.Oz me dijo de ir al Alfil a ver una cosa de teatro en la que participaba un sobrino suyo. Tengo que reconocer que pensé que se trataba del típico compromisete artístico familiar que pasaría por mi vida sin pena ni gloria. Me equivocaba, como de costumbre. La obra en cuestión se llamaba Mi misterio del interior y la protagonizaban unos actores y músicos que respondían por el nombre colectivo de Ron Lalá. Recuerdo que me reí muchísimo. Como hacía tiempo. Y también recuerdo que me impresionaron las habilidades actorales y musicales de los ronlaleros. Aquello iba a ir a más. Seguro.

Después presentaron Mundo y final. Y Ron Lalá Directo. Para entonces yo había empezado a correr la voz y se sumaron a la fiebre mis amigas, a las que siguieron mis amigos, que al principio decían que no les iba a gustar una obra en la que no salía ninguna chica y al minuto siguiente estaban partidos de la risa.

Lo que pasa es que conseguir que alguien vaya al teatro no es cosa fácil. Y más si tratas de explicarle que Mundo y final es musical pero no es un musical, que es de humor pero no es de monólogos, que es inteligente y ácido mientras todo sucede en escena a un ritmo vertiginoso. Y ya cuando les dices que a lo que se va al teatro es a destruir el mundo y a presenciar lo que ello acarrea, lo normal es que te miren con cara rara como mínimo. Así que como yo el movimiento lo demuestro andando y hay una oferta de 2x1 en las entradas, me voy a ver la función con el interesado. De momento no me ha salido mal nunca: Lady K, el Webmaster, La Confidencial, Tangerine, El Último Superviviente... Vamos al teatro, nos reímos muchísimo y descubrimos lo que relaja destruir el orbe. Pum. Te cargas el mundo y te quedas como una malva.

Ayer era la representación número doscientos de Mundo y final. La compañía invitó a 200 afortunados al Teatro Alcázar y allí estábamos Queens y yo en primera línea. Ella salió con ganas de repetir.

Menos mal. Porque la semana pasada le dije a La Confidencial:
- ¿Qué quieres hacer después del examen?
- Pues Kika… ¡quiero que me lleves a ver a los de Ron Lalá!

Ya sólo me falta fletar un autocar.



Ron Lalá
en
Mundo y final

de jueves a domingo en el Teatro Alcázar

aquí está su facebook
y aquí el blog lalá

12 comentarios:

Queens dijo...

¡¡No perderselo!!

Yo a la próxima me apunto

besos

kika... dijo...

lo pasé genial!!!

a la próxima, vamos a tener que fletar un autobús! pero de verdad!

besitos!

kika... dijo...

Q, me está diciendo Guille Ortiz por twitter que le llamaron sus primos para ir ayer a verlo pero al final no fue...

¡Hemos destruido el mundo y se lo ha perdido!

besitos
K

Lilith dijo...

Qué envidia!!!!

kika... dijo...

Lilith, después de leer tus aventuras con Air Cous-Cous creo que lo mejor es que flete un autobús Dimensión Paralela-Madrid y te vengas a verlos por vía terrestre...

muchos besos
Kika

Queens dijo...

Mira que perderselo!!

kika... dijo...

eso le dije yo! Guille, no puede ser que no hayas venido, con lo zen que se queda uno cargándose el mundo...

Anónimo dijo...

Q sssssiííí, flotad el autobús que yo me apunto!!!

Blanca.

tencuidadoconloquedeseas dijo...

Geniales...que suerte la tuya de poder verlos tan seguido...
Es entretenida tu forma de escribir.

Anónimo dijo...

Estupendo artículo, más maja que todas las cosas, acertadísima tu opinión sobre la compañía, labor impagable la de llevar a tu gente al teatro, tan solo una minusculísima duda:que hayas ido al espectáculo más veces que las novias de los actores.
Mil gracias por tu entrada y un beso fuerte.
Firmado: las novias de los actores.

kika... dijo...

muchas gracias chicas... y tenéis razón... yo habré visto la obra más veces que las tortugas de peluche, pero no más que vosotras.

Un beso,
K

kika... dijo...

Y querida "tencuidadoconloquedeseas", bienvenida a las realidades paralelas. Seguro que pronto los ronlaleros volverán por Chile.

Un beso muy fuerte,
K