25 octubre, 2010

Dime que esto es ficción

Me parto con Tangerine. Conocía la existencia de estas Realidades Paralelas desde hace mucho tiempo, creo que desde que paseábamos por Tánger imitando a Carminaladivina y nos tomábamos Flags (cervezas made in Casablanca) con B. en Les Passagers o en el patio de El Minzah mientras perseguíamos a los especialistas de una peli de Leonardo DiCaprio que andaban rodando por la zona. Pero creo que no había leído nada o casi nada.

No sé qué pasa cuando comienzas a leer un blog que lleva tanto tiempo en publicación. Personalmente, yo lo cogería donde lo encontrara y seguiría leyendo hacia adelante. Pero hay sistemas para todos los gustos. La kikeliana no identificada pincha en el historial aleatoriamente: a veces entiende lo que encuentra, y otras lo lee por puro afán antropológico. Las más, se ríe bastante. Eso me hace gracia porque las Realidades llevan una temporadita en una clave que no es precisamente de comedia.

Decía que me parto con Tangerine porque ella ha tomado la decisión de leérselo todo. Creo que no ha calculado que esto es más gordo que un best-seller de esos que venden en el aeropuerto. Lo que pasa es que con la delgadez del código digital, unos y ceros al fin y al cabo, parece menos de lo que es. Resultado: la pobre no se entera de nada y me envía mensajes para que le explique una cosa u otra o para que le revele la identidad que se oculta bajo un nombre o una inicial. Me amenaza diciendo que se está volviendo loca. Yo no aclaro nada – sólo faltaría – y menos revelo quién es quién.

El otro día me hizo la pregunta definitiva. Dime al menos si lo que cuentas es realidad o ficción. Podría haberle dicho que todo es mentira, igual que en la peli esa de DiCaprio cuando dicen que es Mombasa y en realidad es la medina de Tánger. O que todo es mentira porque escribir sobre lo real no es escribir, es meramente describir. Creo que se habría quedado más tranquila.

Yo no estoy aquí para tranquilizarte, pensé. Ni siquiera para tranquilizarme.

9 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Con dos ovarios. Digo yo.

mariona dijo...

Exacto... Que lea y luego vemos...
Decidimos, entre todos, qué contarle...
besos, bonitaaaaaaaaaaaaaaaaaa

kika... dijo...

Elena... así es...

marion... el domingo estuve tomando algo en el Picnic y me acordé muchísimo de ti y de Alex... vuelveeeeee... ;)

besos a las dos,
K

trovador errante dijo...

"Basado en deshechos reales"...;-)

Un beso de ficción,
Kike

NáN dijo...

El otro día leí en la autobiografía de Amos OZ,

[pregunta kikiana: ¡¿pero tú lees a autores judíos que viven en el Estado de Israel?! // Respuesta: si son buenos escritores, sí]

algo de una inteligencia desbordante. Decía, más o menos, que hay malos lectores y buenos lectores.
Los malos lectores quieren saber la relación que hay entre lo escrito y el autor. Los buenos lectores investigan lo que hay entre lo escrito y ellos mismos. Ante Hamlet, no se preocupan de la relación que pueda haber entre este y Shakespeare (luego, a la hora de los cotilleos, puede estar muy bien), sino ¿qué tengo yo de Hamlet? o ¿que se remueve en mí al leer eso?

(Que no se lo teme, Tangerine Dreams, como cosa personal).

Y cuando descubro un blog, tiro para adelante desde el momento en que lo he descubierto.

¡Ah!, y buenos días (no lo había dicho, ¿no?).

kika... dijo...

kike... efectivamente, todo está basado en (des)hechos reales...

NáN... yo también leo de todo (si me gusta, claro, y Amos Oz me gusta, y hay más israelíes que también)... y le voy a decir a Tangerine que lea tu comentario, porque me parece fantástico y porque debe leer a la persona que le puso el nombre. No sé si te acordarás, pero yo la llamé Tangerina y tú me dijiste: "Kika, Tangerine mejor". Y Tangerine le puse.

besos!
K

Microalgo dijo...

Escribir y describir. Jé.

En el fondo, supongo que todo es autobiografía y, por lo tanto, ficción.

Un besote.

NáN dijo...

La verdadera cultura judía, amplia y mundanal, es una de las cosas grandes de este mundo; siempre que no se cuele el equipo de la cantera localista y me toquen los cataplines con lo que yo me sé y me callo.

Macuerdo, macuerdo, amarcor. Por una vez, di un buen asesoramiento en mi vida.

Microalgo, eres un crack.

kika... dijo...

Microalgo: exactamente. No hay mayor mentira que la propia autobiografía...

NáN... gran asesoramiento. Y a Tangerine le encanta su nombre...

besitos a los dos,
K