19 septiembre, 2010

Mi lectura

El otro día fui a casa de Rebeca Le Rumeur a recoger un cuadro que compré hace tiempo pero que el verano infernal de trabajo que tuve me impidió ir a buscar. Se llama Mi Lectura y creo que puedo decir con toda propiedad que es la cosa más bonita que he tenido en mi vida. Digo tener porque es la sensación que me queda cada vez que lo miro y sigo el trazo de las letras. Me parece precioso. Sencillamente. Pero el cuadro ha tenido más efectos.

No sé si he contado alguna vez por aquí que hago tocados, sombreros y cosas que llevar sobre la cabeza. Cuando Rebeca presentó su libro Lola Dinamita, yo llevaba en el bolso mi colección habitual de cosas raras, entre las que se contaban una hogaza de pan que olía a sopa y material de sombrerería. Ella acababa de empezar a hacer piezas de bisutería y le gustó la idea de los tocados.

Yo creo que los tocados se parecen a los cuadros. Hay que ser valiente para llevar cualquier cosa en la cabeza: la gente te mira una barbaridad. Hay que ser valiente para llevar un cuadro por la calle. La gente te mira más. Si eres capaz de hacerlo con toda tranquilidad, el sombrero o el cuadro te hacen acreedor de una especie de poder raro, pero irresistible. Imposible de explicar a menos que se haya sentido.

Rebeca es etérea y fuerte. No es contradictorio. Simplemente es. Ella dice que escribo igual que hablo, o que hablo igual que escribo. Que le suena mi voz mientras me lee. Creo que le pasa a más gente. Aunque menos mal que hay gente que me lee aunque nunca haya oído mi voz…

De alguna manera, yo la veo a ella cada vez que miro el cuadro. Un cuadro que significa algo desde antes de comprarlo. No sé en qué pensaba ella cuando lo pintó, pero yo lo estoy viviendo como el comienzo de algo.

Claro que a veces me paso el día comenzando.



(las fotos nos las sacó Lara Moreno)

2 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Vaya tela, que me he quedado con las ganas de tener yo tambien el cuadro...

kika... dijo...

es una preciosidad... prometo foto en cuanto sea posible...

besos, Elena,
K