20 julio, 2010

Cosas del amor que no entiendo... por mucho tiempo que pase (IX): Una bolsa en la cabeza

Una amiga, cuya identidad permanecerá en el anonimato, me contó una cosa el otro día que me ha animado a volver a escribir sobre esas cosas del amor que no entiendo por mucho tiempo que pase.

Resulta que un amigo suyo le llamó hace poco para pedirle su opinión y valioso consejo acerca de un asunto que no hacía más que atormentarle. En cuanto mi amiga oyó que la cosa trataba de la novia del amigo en cuestión, puso toda la atención posible porque comprendió rápidamente que se trataba de algo importante.

- Mira, es que no sé qué hacer. Llevo ya bastante tiempo con mi novia. Es muy simpática. Me río muchísimo con ella y me encanta su conversación. Está opositando, ya sabes, y tiene un culturón. Mis amigos la encuentran simpática y me entiendo muy bien con ella. En la cama es un tiro...
- Y entonces... ¿qué te pasa con ella?
- Que no es muy guapa. Que es fea, vamos.

Y yo me pregunto... ¿acaso la primera vez que se acostó con ella le puso una bolsa en la cabeza?

Mi amiga me dice que la belleza es algo subjetivo, y peor aún, efímero. Pero yo creo que se trata de otra cosa. Tiene que ser miedo a decirle que, aunque no la encuentra fea, cree que el resto del mundo lo hace. Y muchas veces no nos damos cuenta de que lo que importa somos nosotros, no el mundo. Por muy grande que suene la palabra mundo. Por muy pequeña que en esos casos, suene la palabra amor.


Si queréis leer más cosas del amor...
(la mayor parte tienen mucho más humor que esta)
mirad:

I. La crisis de atrezzo
II. La teoría del banquillo
III. El medio-rollo
IV. La terapia Sim
V. Qué no hacer cuando te enamoras
VI. In camiseta veritas
VII. El lío de la liana
VIII. The Final Tangana



2 comentarios:

NáN dijo...

Estoy convencido de que no le importa que sea fea. Le importa que los otros piensen de él que está con una fea.

Yo le diría: partamos de la base de que todos somos gilipoyas. Dicho esto, no es necesario hacer cursillos acelerados en gilipoyez. Hijo mío, ve en paz y a lo tuyo.

kika... dijo...

Eso digo yo. Como dice mi madre, es que a mí no me importa una mierda lo que piensen los demás... pero como has visto, los hay capaces de dejar a su novia precisamente por eso...

un beso, NáN...
K