24 mayo, 2010

El pasado siempre vuelve (y ahora que existe Facebook, más)

Ojo al manojo, diría la hermaníssima. Colega de la vega, dice una amiga. El pasado siempre vuelve. Y ahora que existe Facebook, vuelve mucho más.

Casi no sigo ninguna serie. De vez en cuando veo Entre fantasmas, que cuenta la historia de Melinda Gordon, una chica que puede comunicarse con los fantasmas que nos rodean y a los que les quedan cosas que resolver en el mundo de los vivos. La chica en cuestión va siempre monísima, con el maquillaje impertérrito a pesar de los sustos que le pegan los espectros. Su estilismo es un poco ñoño-chic.

Lo mejor que tiene Melinda no es ni ese pelo que nunca se le despeina, ni la cara de buena persona que se le queda cuando ayuda al fantasma en cuestión. No. Lo mejor que tiene - y lo que me tiene a mal traer de la envidia que me da - es su marido.

Además de ser buenísimo - siempre ayuda a Melinda y jamás se asusta de los poderes que tiene la chica - el tipo en cuestión está buenísimo. Se llama Jim Clancy y es médico o enfermero de esos que van en las ambulancias americanas. Tan majo el chico, salvando gente con su uniforme...

El caso es que hace unos días me añadió a Facebook un amigo del colegio. Tampoco sé si se le podría llamarse amigo propiamente. La verdad es que no tengo contacto con nadie. Es, por cierto, totalmente voluntario. Mi colegio era muy pijito. No es lo mejor que recuerdo en mi vida.

Quizá algún día, si me da el punto, hable de la lección de sociología aplicada que fue mi colegio.

Añadir a ese amigo tuvo un "efecto llamada" de lo más peligroso: en pocos días recibí dos peticiones más. Al añadir a este último compañero, pude ver su muro de Facebook. Y los muros los carga el diablo. Allí descubrí que el chico que más me había gustado durante mis años de colegio... ¡también tenía Facebook! No pude resistirme e hice clic en sus fotos. Imaginad el más absoluto shock. ¡Allí estaba el tipo vestido de Jim Clancy! ¡Igualito!

Por lo que he podido averiguar, es bombero. Americano. Y allí todos los servicios de emergencia deben de llevar el mismo uniforme.

Tardé quince minutos en darme cuenta de que esto era un episodio en plan cutre de Entre fantasmas.

Yo también veo cosas viejunas.

Qué fuerte.

1 comentario:

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, Kika, yo no tengo facebook precisamente por eso: ya meto en google nombres imposibles de mi pasado: básicamente amores y amigos a los que perdí la pista...
...A los perfiles los carga el diablo, al diablo le gusta mucho el azar, y los azares me pierden a mí...
...Besos fugaces (como siempre jajaja)...