13 marzo, 2010

Cosas raras en el bolso

Últimamente me ha dado por hacer una parida que está teniendo un moderado éxito (lo que ya es mucho éxito para una parida). Cuando la conversación decae, o hay que cambiar de tema, convoco un concurso muy sencillo. Consiste en "la cosa más rara que lleves en el bolso". No sé si aspiraba a demostrar eso que dicen de que las mujeres llevamos de todo en el bolso, aunque no es un concurso restringido a mujeres, sino que puede participar todo animal, vegetal o mineral que acarree cosas por ahí.

El premio gordo de la primera convocatoria se lo llevó Lady K. Mientras La Confidencial, No me llames así y yo rebuscábamos entre toallitas desodorantes, diez lápices de labios y dos pares de medias, ella sacó tan tranquila un ratón de ordenador.

Lo puso sobre la mesa, no sin cierto triunfalismo, y dijo: es el ratón del portátil, muy bueno y muy caro, y no quiero que me lo roben.

Ante eso, poco podíamos decir.

El otro día volvimos a hacerlo, y mi madre y yo sacamos sendos naipes firmados por nosotras que habíamos recibido de un mago. La ganadora fue mi madre, con una etiqueta que servía para que te enviaran a casa en caso de borrachera.

Lo mejor ha sido esta mañana. De repente, recibo un SMS en el que dice:

Hoy t gano n cosas raras n l bolso. Llvo un martillo. Bsos.

Es Lady K, claro. Intentando volver a ganar el concurso.

1 comentario:

La hermaníssima dijo...

Yo a veces llevo a solomillo...no es tan chic como souffle pero....