18 febrero, 2010

Qué maldita la gracia que me hace seguir en esta palestra

Me preocupa que los blogs se mueran. O que se cierren. La verdad es que mantener una página como esta genera una cantidad enorme de trabajo. Yo ando ya cerca de los mil posts, las 118.000 visitas (probablemente más, no siempre tuve contador) y de los tres años y medio de vida de estas Realidades Paralelas. Jamás me planteé dar el cerrojazo, ni siquiera cuando me sobraron los motivos.

Empecé cuando ni siquiera tenía una cámara digital, así que me traía las fotografías de otros sitios. Después decidí publicar solamente imágenes mías, lo que sumó al hecho de escribir el de tener que hacer fotos y pasar algunas por filtros y retoques. Creo que fue una buena decisión, aunque no sé si se nota desde fuera. No sé si añade algo de calidad al asunto, pero a mí sí que me gusta más.

Elijo la música, que es la que me inspira, la que estoy escuchando mientras escribo, la que me hace feliz o me pone triste.

Me imagino que tener y mantener un blog tiene mucho de empeño personal. No es un juguete, pero si deja de divertirte, mal asunto. A mí sólo me ha dado satisfacciones. Estoy muy orgullosa de la mayor parte de las personas que me leen, de aquellos que descubren su alter ego en estas páginas y de quienes me han dado buenos consejos y orientaciones sobre cómo gestionar este trocito de la blogosfera. Me he preocupado por la manera de presentar los contenidos para que sea lo más sencilla de leer posible.

Por eso no me gustaría tener que cerrar. Se quedaría mi vida muerta, con sus realidades y sus ficciones, escrita a medias, despintada.

Perdería la oportunidad de escribir aquí, que es una de las cosas que más me gustan en el mundo.

Las personas que me leen y yo estamos entrelazados en una cadena en la que ellos me leen a mí y yo estoy encantada de leer lo que escriben.

Pero luego están los que creen que han descubierto la receta de la cocacola y van gritando por ahí que tengo un blog, como si fuera un secreto. Recordemos que me llamo como me llamo y que esto está en Google. Esos que estropean el juego. Los que no quieren ni saben jugar. Los que en el fondo creo que desprecian la vida propia como sujeto literario y confunden las Realidades Paralelas con una sarta de cotilleos.

Por eso he titulado este post con una línea de la canción de Kaka de Luxe, Pero qué público más tonto tengo.

No es algo generalizado. Los que me conocen, lo saben. Espero que la próxima vez que salga al escenario del ciberespacio no me escupan, como le hacían al mítico grupo. Aunque la gente siempre se quedaba a ver el concierto.


8 comentarios:

trovador errante dijo...

Rubia, adelante.

Una amiga mia, que conoci aca, me dijo que "para atras ni para coger impulso".

Y el que no lo entienda, ni esto ni casi nada...que le ondulen con la permanente, que ya tendra bastante con lo suyo...

Un abrazo,
Kike

Oihana dijo...

Kika! Si tu vida quedara muerta, la de aquellos que te leemos y te seguimos se quedaría igual. Quédate con esta gente que te quiere, de la otra es inevitable que haya (envidia cochina nada más)... capéala lo mejor que puedas.

No siempre puedo dejarte un comentario (no te puedes imaginar como ando) pero hoy merecía la pena.

Ánimo niña!!! Un beso gordo gordo gordísimo!

PD. Trovador Errante... eso también lo digo yo mucho... influencia cubana... jaja así que lo apoyo: PA'TRÁS NI PA COGER IMPULSO!

acróbatas dijo...

Adelante siempre (me ecanta lo que ha comentado Quique). Al empezar a leer pensaba que ibas por otros derroteros, después he acabado entendiendo que ibas por otro lado completamente distinto al que pensaba inicialmente.
Sea como sea, los que te leemos durante todo este tiempo sabemos que ya formas parte de nuestro día a día, aunque ese día a día, en mi caso, sea desde la distancia.
Un beso grande.

Anónimo dijo...

Leerte es, y siempre ha sido, un privilegio.

Poder compartir tus sueños, tus inquietudes, tus pesares, tus esperanzas y tus alegrías.

Desde el comentario que te saca la sonrisa, a la reflexión más profunda que te invita a meditar.

Sólo se me ocurren palabras de agradecimiento. Gracias por compartir tu vida con nosotros.

Gracias por ser tú.

Siempre.

Nares Montero dijo...

Joe! con todo lo dicho... repetirme sería de tonta absoluta!

Y además tú ya sabes.

En este mundo tiene que haber de todo... y algunos están puestos como por el Ayto(de Madrid, claro).

TE QUEREMOS!!!
N

NáN dijo...

Pues a mí me gusta ser tonto. Y leerte.

Abrazuelos

ETDN dijo...

Me sumo al público. Será que soy rubia y tonta ;P

Don´t give up, baby.

abrazo

kika... dijo...

Gracias a todos.

Y para que se me entienda bien y por si acaso... vosotros de tontos no tenéis un pelo. Ni siquiera las rubias.

:)

A los que tenéis blogs... ¿De verdad que la situación que describo no os ha pasado nunca?

besos
K