07 enero, 2010

En todos los frentes

Soy la leche. En lugar de ser inteligente e ir cerrando frentes, voy y me abro otro. En lugar de inteligencia emocional tengo estupidez emocional profunda.

Todo por darme cuenta de que hay cosas que ya no aguanto. No te das cuenta, un día se te colma el vaso y te vuelves una especie de kamikaze capaz de destruirlo todo. Una bajada a los infiernos, pero sin alcohol ni drogas porque basta con decir todo lo que piensas, sin filtrar. A mí, concretamente, me asiste la idea de que el mundo es mucho más indulgente con otras personas que conmigo. Ellos pueden hacer lo que quieran: mentir, engañar, presionar a los demás y aún así conseguir exactamente lo que quieren. No ofenden a nadie, y mientras yo siento que ofendo a todo el mundo. Pues ya puestos, mejor decir la verdad.

La verdad es que estoy harta. A lo mejor en mi lugar otros no lo estarían, pero bueno, así son las cosas, que por lo menos me quede que se me colme el vaso cuando a mí me dé la gana.

Y con la jarra llena, empiezan a preguntarte, a apelar a tu buena naturaleza humana, a decirte que no te pongas así, que todo es injusto, que te equivocas. En ese momento me dan ganas de gritar que me dejen en paz, que el mundo se olvide de mí y que no, que no me queda buena naturaleza, ni buen rollo ni nada, porque al final interpreto - interpreto porque no sé, ni falta que hace - que esa humanidad que supuestamente tengo me hace una blanda y me impide mantener las decisiones que tanto me cuesta tomar.

Los que me conocen saben que la cosa es grave. Hoy, 7 de enero, tradicional día de las rebajas que no me pierdo por nada del mundo (me pedí el día de vacaciones y todo), estoy en casa, mirando llover por la ventana.


6 comentarios:

Nares Montero dijo...

Que no se cuaje esa hartura como lo está haciendo la lluvia.

Te entiendo tanto.

Muack!
N

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Podría ser peor, podría nevar... Un beso, guapa.

Jaco dijo...

Te entiendo tan bien Kika... Estoy harto del "no te pongas así". Y si se me ocurre gritar que me dejen en paz, lo siguiente que escucho es un "¡cómo eres!".

Igual el mundo no es muy indulgente con nosotros pero seguro que nos tiene alguna bonita sorpresa guardada en algún sitio. Y la encontraremos.

Un beso grande

síl dijo...

Aish, esta vida que a veces parece que cierra los ojos...
Mira bien por la ventana la lluvia caer y que se lleve todo lo malo... que seguro que mañana el mundo (y las rebajas) seguirá estando ahí... y tú y tus convicciones seréis más fuertes... y lo demás, no importa!
un abrazo guapa... y feliz y luminoso año!

Anónimo dijo...

Pero ¿qué te pasa, Kika?, que estás que no te aguantas. Busca pelis de Mister Bean en Youtube y disfruta con la mezquindad y el egoísmo del personaje. Verás cómo se te pasa.
Andrín

kika... dijo...

gracias...

ya va lloviendo menos (espero).

besos y magia,
K