09 enero, 2010

El taxi que paró


Hace un par de días fui a Libertad 8 con mi madre y Lady K para ver un concierto de esos que se dan pocas veces. Me encantan las mezclas cantautoriles y esta prometía: Miguel Dantart, Kiko Tovar y Paco Bello.

Según encontramos mesa, me fui corriendo al baño, como siempre. Con deciros que una vez Lady K soñó que le pasaba no sé qué en un bar, y cuando le pregunté que dónde estaba yo en ese sueño, ella contestó que en el baño, claro. El caso es que en el Libertad el baño está enfrente del chiscón-camerino-almacenillo, y de pronto escuché las voces de Kiko y Miguel haciendo su propia versión de No sabes cuánto te he querido, el tema archiconocidísimo de Paco Bello. Sonaba bien la cosa, así que me quedé espiando detrás de la puerta hasta que pararon. La cosa prometía.

De los tres, probablemente sea Miguel Dantart el que sufre una mayor transformación cuando sube al escenario. O eso dice Lady K. Yo no sé si se trata de un cambio o simplemente que se crece, porque se crece mucho, se hace grande y no es necesario que cante sus temas más conocidos, basta con ese tirando de la goma que te arrastra a la ansiedad/tirando de los sueños que te quedan por soñar para convencer. Hacía ya un tiempo que no le veía en directo y no ha perdido ni un ápice de la ternura que le caracteriza.

Igual que Kiko Tovar, que hace gala de su buen humor de siempre, capaz de hacer que la gripe sea algo divertido. Cantó El perrito faldero y Poltergueis con Dantart, para pasar después a El precio del brent, con estrofa nueva. Este tema ha sido elegido como banda sonora de un documental en el que aparece el propio Kiko.

Paco Bello, contagiado por el humor de Kiko, nos trajo temas de amor y alguna de desamor - o eso dijo él - como No me importaría. Después, interpretaciones varias a dúo y a trío, como No sé tu nombre y Planetas.

Un concierto en el que además del buen rollo sobre el escenario (espero que repitan) destacó el repertorio. Sin Calle Segovia, con Imbécil o Las cosas bonitas y, sobre todo, con la vuelta a los escenarios del tema que Paco Bello nunca toca por mucho que sus fans se lo pidan: Pare taxi. Yo ya le advertí de que a lo mejor en su próximo concierto hay manifestaciones por esto. Y Paco, siempre tan tranquilo, me dijo que quizá se había inaugurado una nueva era. ¿La nueva era de Pare taxi? No lo sé. Pero si os gusta la canción, estad atentos, por si acaso.

4 comentarios:

Jaco dijo...

Las últimas veces que fui a Madrid, acudí a un concierto de Kiko, otro de Miguel y otro concierto solidario en el que tocaban los tres.
Además tuve la suerte de conocerlos a los tres, y decir que son encantadores es quedarse muy corto.

De Kiko y de Miguel, en solitario, sólo tengo palabras de alabanza.
A Paco tengo muchísimas ganas de verlo en directo. Me da igual que sea él sólo o con el formato trío, pero verlo con calma y disfrutarlo muchísimo, tanto como sus libros (que tú me recomendaste, ¡gracias!)

Son historias que debería contar en el blog pero el tiempo pasa...

Un beso muy grande.
Jaco

síl dijo...

Johhhh! qué lujo! yo quiero vivir en Madrid... que a Paco no lo he visto nunca en directo y a Miguel sólo con los Tigres,... Así que, gracias por contarlo!

besos

Marlon dijo...

qué bueno. Cuantos años sin oir Pare taxi, y cuantos recuerdos.
Cómo pasa el tiempo.

kika... dijo...

Jaco... son tres personas a las que quiero muchísimo, además de tres artistas con muchísimo talento, capaces de que te olvides de todo mientras les escuchas. Cuéntalo todo en tu Vaya Toalla, aunque sea dosificado y despacito... por cierto, quizá este año vaya a Santiago, ya te contaré...

Síl... ¡vente a Madrid! ¡Y los vemos! ¡¡¡¡¡Son fantásticos!!!!!!

Marlon... fue muy fuerte... sólo faltaba Mofli cantando por allí...

besos y magia a los tres!
K