16 diciembre, 2009

Ni fotos, ni música, ni nada...

Este post no lleva ni fotos, ni música, ni nada porque lo estoy escribiendo desde el trabajo y no me deja entrar en Blogger. En fin. Tengo muchas cosas que contar, pero he decidido que voy a hacer lo justo porque hoy hace un año que aprobé la oposición. Es raro, porque creo que durante los casi cinco años que dediqué a estudiar pensé (por mucho que me negara a hacerlo y relegara esa sensación al fondo del cerebro) que cuando aprobara todo se solucionaría y todo sería diferente. Y tampoco. Quiero decir que no ha sido para tanto, aunque no niego que trincar una oposición cuando las palabras preferidas del mundo son crisis económica no sea una cosa estupenda.

Con eso me quedo.

A partir de mañana, más mundo kikeliano. Y mucho más de cualquier otra cosa.

3 comentarios:

Queens dijo...

Felicidades!! Hace un año lo celebramos, este finde lo volveremos a celebrar!!!

NáN dijo...

No hay nada tan insatisfactorio como llegar adonde queríamos. ¡Rápido!, le decimos al cerebro, ¡busca otro objetivo!

De todas maneras, la entrada mensual y de por vida de la nómina en tu cuenta, aunque no produce escalofríos, da la tranquilidad de saber que puedes comprar un helado aunque sea invierno.

Ya hace un año que vives de mis impuestos, maldita. ¡Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Es verdad. Ya hace un año que aprobamos.
Andrín