23 noviembre, 2009

Ventanas que siempre tienen color de noviembre

Terán me dijo que el mundo no necesita más poemas de amor. Puse cara de tienes razón, claro, por supuesto, esto es arte, no somos convencionales. Me puse un poco triste, claro. Sin escribírmelo en la cara. Porque últimamente, y por últimamente entenderemos en los últimos años, he escrito muy poca poesía acerca de otras cosas. Odio y desamor dominan, es verdad. Pero da igual. En el fondo son lo mismo. Emociones de chorro, desordenadas como los espumarajos de la aspirina efervescente, saliendo de heridas anteriormente alegres.

Yo miraba por la ventana del Cafeína y decía que parecía invierno, la calle Pizarro helada a cuarenta grados.

Hay escaparates de Madrid que parecen filtrar el calor y engañar a la percepción de temperatura. Ventanas que siempre tienen color de noviembre.




recomendable,
muy recomendable,
la isla de Roberto Terán
(soy fan, ya lo sabéis)

4 comentarios:

Niuqech Madhatter dijo...

en general el mundo no necesita poemas, eso es lo bueno

¿y quién necesita a este mundo?

trovador errante dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=tZJ3v3V_Oq0

Un beso rubia

Lara dijo...

súbitas ganas de malasaña y de poemas.
órbital mejor en directo...
y a ver cuándo nos vemos.

besazo

kika... dijo...

niuqech... pues sí. además yo, en el fondo, no sé escribir sobre otra cosa...

trovador... muy grande Filio... algún día contaré cómo conocí su música, porque es una de esas kikelianas historias...

Lara... pues cuando quieras... esta semana se me complica, y no quiero ir cuando moleste, pero voy, y voy enseguida...

besos y magia,
K