13 noviembre, 2009

Enmienda a la totalidad

Las Realidades son Paralelas porque tienen poco de realidades, y mucho menos aún de paralelas. Cuando se entrecruzan surgen los momentos más divertidos pero también los más complicados.

Siempre me ha fascinado que alguien pueda querer leer lo que cuento por aquí. Al fin y al cabo, sólo hablo de mi vida, y más allá de la corrección ortográfica que trato de mantener, empiezo a dudar de que esto tenga algún interés. Y desde luego dudo existencialmente de la calidad literaria de lo aquí escrito, si es que de literatura puede hablarse. Estoy en plan cenizo, para qué ocultarlo.

Sin embargo, merece la pena seguir precisamente por esos instantes en los que las realidades dejan de ser paralelas y chocan de manera obstinada las unas con las otras. El principal momento en el que eso ocurre es cuando los personajes se encuentran con las personas, o mejor dicho cuando las personas leen lo que hacen sus réplicas en formato digital. Hasta ahora nunca he sabido si lo que decía de ellos les parecía bien, mal o regular, porque nunca me lo habían dicho. El pacto entre las realidades funcionaba hasta que aparecieron No Me Llames Así y El Último Superviviente.

El segundo me presentó una enmienda (así la llamó el puñetero, en un indudable alarde poético) al lío de la liana. Enmienda que no acepto, por cierto, porque ese post habla de relatividades y comparaciones. No trata de establecer quién era el que hacía bien ni quién hacía mal, sino simplemente decidir quién era mejor dentro de unos comportamientos más o menos lamentables. En ese debate, No Me Llames Así se puso de mi parte, es lo que tiene la solidaridad femenina.

Poco podía imaginarme que mi querida No Me Llames Así me enmendaría un poco más adelante. A ella le pareció que no tenía nada de razón en mi Necesaria simplificación. Me lo hizo ver, y de pronto sentí que se me rebelaban los personajes.

Claro que mis personajes son personas, y pueden rebelarse todo lo que quieran.

Cuestión bien distinta es que les vaya a hacer caso. Ya he dicho que estoy en plan cenizo.

4 comentarios:

david dijo...

Kika, gracias por tus realidades parales que me tienen enganchado. Que aunque como tu dices tienen poco de realidades, y mucho menos aún de paralelas, las disfrutos porque en ellas encuentro mucho humor y muchos sentimientos que me llegan al corazón.

kika... dijo...

Tienen poco de realidades no porque lo que cuento no sea verdad, sino porque yo no creo demasiado en la existencia de una sola realidad...

... David, gracias por lo que me has dicho. Me hacía mucha falta.

besos y vuelve cuando quieras,
K

torsha dijo...

Hola Kika!

Muchas gracias por estos ratitos tan geniales que nos haces pasar!

¿Rebelión de personajes? Amenaza con "dejarlos a la sombra" una temporada a ver qué pasa, en plan experimento, jejejeje...

Yo soy de las que leen diariamente pero no suelo dejar rastro de mi cotilleo incesante.

No estés ceniza mujer, dí independiente, que el cambio de adjetivo por uno más positivo también te animará a ti!

Un besico y que tengas muy buen día!

NáN dijo...

Dejar constancia. Constante. Para que conste.

¡Y salga el sol por Antequera!

Que para chulos, los hijos de tu madre y de mi madre.