11 octubre, 2009

El juego de los contrarios

No sé si estamos sobre la cáscara de la tierra para conseguir algo.

Ignoro qué he venido a hacer yo, y eso, lejos de preocuparme, me tranquiliza.

A veces me siento como si todo fuera una especie de juego extraño de contrarios. Hacerlo peor para que salga mejor. Quedarme sola para ser capaz de vivir con otros. Hablar constantemente para poder disfrutar del silencio. Desamar para volver a querer. Caminar hacia atrás para sentir que avanzo. Ser la primera para terminar siendo la última.

El camino difícil. El que pienso que todos transitamos para no venirme abajo. Para no sentirme la única. El camino difícil que terminará siendo sencillo.

El problema es que esto último implica asumir que hay justicia en la vida, que hay justicia en el tiempo. No creo en eso. A nadie le ponen en su sitio porque nadie tiene sitio. Y porque las leyes físicas del movimiento vital no parecen aplicarse igual a unos que a otros.

Sobre todo a los que estamos inmersos en este juego de contrarios.

mi boca y la copa

hace exactamente un año


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde hace mucho, mucho tiempo, juegas con las leyes físicas con la despreocupación que se sabe un Hada. Como si de un quehacer rutinario se tratara, moldeas con manos de alfarera un mundo, paralelo, que no se aviene a lógica y razón, sino a una realidad donde todo es posible.

Flotando a dos palmos del suelo, con el corazón de sol y estrellas por bandera.

Por eso, si hay alguien que sabe nadar entre paradojas, eres tú. Haces fácil lo que era difícil. Invitas a creer que todo es posible. Y lo haces posible.

Es cosa de magia.


The beginning of autumn;/
The sea and fields,/
All one same green.

NáN dijo...

A mí esto me parece un azar. Sin más sentido. Quizá si usamos lo sentidos, consigamos sensaciones.

kika... dijo...

gracias, anónimo... a veces hace falta que alguien venga a decirme eso...

NáN... ya sabes que yo entre la confusión apenas soy capaz de explicar nada. Sólo de sentir. Y ni siquiera de sentir con orden...

besos y magia!
K

NáN dijo...

Es que la vida, querida Kika, no es un laboratorio farmacéutico, pónganse 3 miligramos de y 5 de.