16 mayo, 2009

Frente y dos perfiles

Para justificar sus últimos traumas, me contó que le habían detenido cuando fue a trabajar a un país iberoamericano. Pasó cuarenta horas en comisaría - cuarenta, Kika, y creo que aquello ni siquiera era una comisaría - acusado de no tener visado de trabajo.

Le tomaron las huellas dactilares - sí, mi niño, eso en el argot de la policía se llama tocar el piano - y le amenazaron con una pistola.

Las tres fotos. Frente y dos perfiles.

La de frente: tengo miedo, me han detenido, estoy en esta situación de mierda y no estás tú.

La del perfil izquierdo: no estoy contigo porque desapareciste, te marchaste sin dar explicaciones. No me hizo falta interpretar nada: no hubo necesidad.

La del perfil derecho: en aquel momento te quedaba por descubrir lo más importante. Lo que nos separaría al final. La gran noticia.

Hoy sé que no estuvo detenido, que nadie le amenazó con una pistola, que no pensó que le mataban, porque simplemente eso no ocurrió.

La justificación de sus traumas siempre fue una mentira gratuita y barata. Por eso estuve a punto de perderle el respeto a las heridas en almas ajenas. Casi lo consigue.

Casi lo consigues.





7 comentarios:

txilibrin dijo...

En fin... Supongo que lo más fácil es mentir, ¿no? Hay quien sólo sabe hacer eso...
Así les lucirá el pelo...

GUAPA

Anónimo dijo...

Sorry, dear.

Mil besos

Siempre

NáN dijo...

La realidad soñada nunca puede ser mentira si se mete en la piel. Somos eso y eso es lo que podemos dar.

kika... dijo...

Vaya por delante - creo que la aclaración es necesaria - que no soy una especie de talibán de la sinceridad mal entendida, o del "dime la verdad a cualquier precio". No. Comprendo que una cierta cantidad de mentira es necesaria en la vida, puede hacer las cosas más fáciles e incluso evitar mucho dolor. Pero una cosa es eso y la otra es inventarse situaciones para castigar al otro.

Eso no. Hace perder el respeto por el sufrimiento ajeno, y creo que eso es algo que hay que respetar a toda costa...

Dicho lo cual, os mando muchos besos...

a ti, txili porque, efectivamente, enterarse de una mentira sí es muy duro...

a ti, lobo, por lo mismo...

y a ti, nán, porque ya sabes que creo en las realidades paralelas y el noventa por ciento del tiempo me da bastante igual que la vida sea verdad o no con tal de que sea mi vida... (eso es lo que yo puedo dar, supongo).

NáN dijo...

atenta a mi relato del miércoles, que te da la razón tanto como estoy dispuesto a discutírtela, por pasar el rato, ya ves, (y los textos son más reales que nosotros).

Henar dijo...

cojones!!! (y perdón, pero es que me ha salido de las tripas!!!!)

Tengo un plan que no puede fallar. ¿Te acuerdas cuando las madres te daban un cachete y te decían eso de "para que llores con razón"? Utiliza tus influencias recién adquiridas, querida. ¿Que no le han detenido? Es cuestión de tiempo (risa maligna de fondo).

¡menudo dechado de virtudes!

Besos!

H

kika... dijo...

(NáN, espero tu relato)

Henar... pues sí, hija, me dan ganas. Porque al final a una le temblaría el pulso, que si no... dan ganas de decir eso de "que parezca un accidente". Menudo dechado de virtudes, tienes razón. Menos mal que estás tú para que yo crea en...

(bueno, para que yo crea)

besos a millones
K