10 abril, 2009

Piruleta World

Hubo daños, como predije. Palabras en son de guerra. Una Kika que terminó dando la razón en casi todo para protegerse a sí misma y a otras personas. Pensándolo bien, esa Kika nunca debió admitir nada. Ni un ápice de responsabilidad. Pero no pudo hacer otra cosa.


Esta Kika que escribe habría hecho tres cuartos de lo mismo.


[pausa valorativa]



No sé si fue lo mejor, pero fue lo único que pude hacer: poner tierra de por medio. Por mucho que pensara que salía de Guatemala para meterme en Guatepeor. Metí dos camisetas en una bolsa, el cargador del móvil en el bolso de flores y salí corriendo.


La velocidad de mi coche me decía que corriendo era una palabra poco definitoria. Recordé lo que decía mi profesor de autoescuela. Eso de que no había que conducir cuando se estaba alterado. Yo estaba alterada y tenía que conducir para llegar a tiempo.


Pasé por casa de Queens a recoger las entradas del Festival Acróbatas y me vine abajo. No recuerdo demasiado bien lo que le conté, probablemente un relato incompleto y embarullado que sin embargo fue suficiente para que comprendiera. Y para que, como dice Lady K, se enajenara por completo. Creo que Queens es la única persona del mundo que se solivianta mientras parece tranquila.


Enajenada es una de mis palabras favoritas últimamente. Suena a caracolillos. Aunque era sólo una cuestión de sonido y no de significado. Ahora no quiero que mis amigas se enajenen por nada, pero les doy motivos. Mientras pienso en esta chorrada, llego a Piruleta World.


Menos mal que viene Lady K.


Suspiro.


Subí las escaleras sabiendo que encontraré a mis sobris con ganas de verme. A mi madre con ganas de verme. A mi abuela con ganas de vete a saber qué. Preferiría haberme quedado en Madrid, pero no podía. La ciudad me pesaba, se me rompía encima con el principio del silencio vacacional.


A veces se cambia de sitio y no se logra sentirse mejor.


De hecho, sólo me consolaban las permanencias: Lady K, mis sobris, mi madre, mis camisetas de dibujos animados y el maletín de maquillaje del rodaje de aquellas setenta y dos horas. La frase de una experta en pintura (corporal), esa frase que decía algo así como ¿es más alto que tú? Si yo te veo enorme a su lado.


Yo la miraba sorprendida y le decía que sí, que es ocho centímetros más alto que yo. Una diferencia apreciable, supongo.


Lady K y yo en Piruleta World. De pronto, encendemos la luz de la mesilla y resulta que es roja. Parece una película de Pajares y Esteso, o una de Lina Morgan, de esas de camisón de encaje. No una del destape porque hace demasiado frío para eso. Esto es un Parque Temático de los Setenta, es el fin del mundo a cincuenta kilómetros.

A mí cada esquina del universo me parecía el fin del mundo.


Y en un momento dado, a las cuatro de la madrugada, me despertó una pesadilla en la que me perseguía un animal enorme que había salido de los espejos deformantes echando fuego por las fosas nasales. Que no me miraba a los ojos más que ocasionalmente. La Kika del sueño sólo conseguía gritar algo así como no te creas que eres mejor persona que yo.


La Kika que estaba en vigilia no lo habría hecho mejor tampoco.



Vuelvo a casa.

Leo a Nares.


Abro el email.

Me han regalado

un minicuento.


Me hacen feliz.


No permitiré nunca más

que nadie

diga...


...porque

la magia es algo que,

evidentemente,

no se ve a simple vista.


Pero que cambia las cosas.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Brindo por las maldiciones bíblicas. Y porque la magia no se vea a simple vista.

Y brindo también por Kika, porque ella es y será siempre, magia en estado puro.

Kika, no sólo eres mejor persona, eres, como decía Tina, simply the best.

kika... dijo...

gracias.

me haces feliz con eso que dices, aunque no me veo reflejada en tal dechado de perfecciones.

lo único, lo de la magia. eso sí.

tú sabes cuánta, probablemente.

(besos)

La hermaníssima dijo...

Joder piruleta world, que miedo me ha dado siempre la decoración de esa casa...fría y oscura.
En nada vuelvo a MAD

kika... dijo...

yupiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!

vuelveeeee
a casa vuelveeeeeeee

besos!