31 marzo, 2009

¡Acción!

Alguien grita. ¡Acción!


Me pongo las medias, ajusto mecánicamente las hebillitas de los zapatos.


Creo que hay algo en la papelera. La basura parece moverse sola, como si una cucaracha se hubiera caído dentro y pugnara inútilmente por salir, moviendo las patas mientras se resbala por las paredes lisas.


Duermo con el teléfono al lado por si llamas. No debería, pero lo hago, dicen que la sarna con gusto no pica. No sé si la cucaracha de la papelera podría picarme. Quizá me produciría un habón gigante con forma de caparazón de tortuga o me comería por dejarla bajo la basura.


A veces somos felices entre los desperdicios. Me parece, hoy más que nunca, que lo que escribo no es bueno, que es una piedra que lanzo al lado de la orilla y se obstina en quedarse corta. Decide, porque las piedras deciden, que no saltará dos veces sobre la superficie del agua. Saltará tres y después se hundirá deprisa.


Me voy y duele. Te vas y duele. Duele romper igual que duele conservar: no puedo aceptar tu vida ni tus excusas, no debe haber explicación porque todas las explicaciones me parecen válidas y eso significa el peligro de muerte.


No hay vino. No hay whisky. Hay casas en tu barrio y amigos que no opinan. A uno de ellos le he recomendado el restaurante donde me enamoré de ti. Lo único que no sabe es que nunca me enamoré de ti allí. Pero a él le sirve.


Hay una cucaracha en el fondo de la papelera y soy incapaz de matarla.


7 comentarios:

Nares Montero dijo...

Normal que seas incapaz de matarla... a mi me dan de todo (lo malo) las cucarachas... unos bichos que resisten una bomba atómica no pueden ser buenos... ais que repelus por Dior!

Lo demás me encanta!
A vivir Kikita que son dos días!

Muack!

Microalgo dijo...

Como dice Chaouen, "Quién fuese Cristo en la última cena".

No se crea que la falta de dolor no duele, Dama Kika, porque también. Así somos, así estamos hechos.

Nos vemos por allá en breve, ya le doy el aviso por el canal privado.

Eva dijo...

http://www.goear.com/listen.php?v=b43e0fe

(En mi línea musical..)

Besos!

ETDN dijo...

La culpa de todo la tiene Kafka. Imposible matar cucarachas, pobre Gregorio Samsa.

Y, como canta Nacho Vegas: "entre el dolor y la nada elegí el dolor". A veces pasa. Pero también se pasa.

A la gente, a menudo, les encanta que les regalen mentiras.

un beso, Kika mágica

trovador errante dijo...

Ya ves Kika, el caso es sentirse. Te juro que el estar entre dos aguas, sin dolor y sin amor, y como te dicen muy bien dicho por acá, también duele. Por echar de menos hasta al desamor se le echa.

Un besazo con kukal y lluvia de abril mi rubia

acróbatas dijo...

cuando una lee estas cosas tan redondas dan unas ganas tremendas de tenerte cerquita para decirte: ¿un café?

un beso muy grande.
Vanessa

kika... dijo...

nares... ¿Kika sin vivir a tope? ¡Eso es imposible, ya lo sabes! (ji ji ji)...

fenomenal, señor Microalgo. Estoy de acuerdo con usted. A mí, no sentir nada me duele casi igual que el dolor absoluto. A veces, incluso más... y creo que es la primera vez que me llama Dama Kika. Me encanta. Muchas gracias...

Eva... qué propia la canción, ¿verdad? Ya sabes - porque creo que lo he dicho por aquí, pero si no, lo repito - que me encantan las canciones regaladas, así que aquí me quedo esperando más...

ETDN... nos debemos un café. Y perspectiva. Y nada de mentiras, que no nos hacen falta...

trovador... tienes toda la razón. Y te agradezco el insecticida...

Vanessa... un café. Ya. Es importante. Y un abrazo. Y unas gracias por todo. Y más gracias por concederle su redondez al post...

besos y magia,
K