19 febrero, 2009

Un pan como unas tortas


hacer un pan como unas hostias, o como unas tortas.
1. locs. verbs. coloqs. Hacer algo con gran desacierto o mal resultado.

Diccionario de la R.A.E.



Ayer era el día en el que AcróbataVanessa, Trovador Errante, Lara y su amor humano, Guille Ortiz y Nares Montero iban a entrar (aún más) en los anales de la inmortalidad.


Pero la cagué. Sí, sí. Acoto y explico.


Resulta que en mi clase de francés teníamos que hacer una presentación oral (madre qué mal suena) sobre un tema de nuestra elección. Yo no tenía ni idea de qué contarles a mis compañeros, y tras días de nudo en el estómago e incapacidad manifiesta para tomar una decisión, opté por disertar acerca de Literatura e internet. La cosa tenía su complicación, porque yo quería contar mis avatares con el mundo editorial (que son para contarlos, la verdad es que podría escribir un libro sobre el momento en el que escribí un libro) sin darle demasiadas pistas al resto de la clase sobre mi vida escritoril. Para empezar, de este blog, ni hablar. Ya lo sé… apasionante. Bueno. Nada de apasionante. Un rollo.


Me curré un PagüerPoin totalmente en contra de mis creencias, porque todos en la clase lo están haciendo con presentaciones de ese tipo, y queda muy mal que la que tiene en el currículum lo de usuario avanzado de PagüerPoin no lleve nada. Llevé una bolsita de papel llena de cosas divertidas, como el manuscrito de mi libro, las fotonovelas que hacía la hermaníssima, unas galeradas para que la gente viera cómo es el proceso de edición… Incluso me documenté acerca de estadísticas blogueras y lo llevé todo apuntadito en un cuaderno por si alguien me hacía alguna pregunta.


Pero no contaba yo con la pesada de Mariola, mi profesora. No sé qué había desayunado, la puñetera. Entré por la puerta de clase, abrí la boca y ella se puso a corregirme la pronunciación. Me preguntó acerca de las noticias de la semana… y otra vez. Yo no daba crédito, y mi compañera de al lado, tampoco. Más que nada porque Mariola no me suele corregir y no creo que mi pronunciación se hubiera ido al garete tan deprisa: en una semana no se puede empeorar tanto.


Me puse cardiaca, claro. Era una mezcla entre indignación e inseguridad en mí misma, y eso asegura la catástrofe. Lo hice regular, y no es por nada, pero a mí se me da bastante bien eso de hablar en público… Así que mis amigos bloggers no quedaron todo lo lucidos que me habría gustado, aunque creo que a mis compañeros les gustó la presentación. Al menos, ya saben que Nares Montero saca libro, que Guille Ortiz ha escrito un blook, que el Trovador publica poesía casi todos los días, que Lara es para mí un referente y que si se quiere saber algo sobre arte, Acróbatas es el lugar. Por poner unos ejemplos.


Al final de la clase, la profesora no me corrigió casi nada pero me dijo: Con lo bien que se te dan estas cosas, te he visto muy nerviosa. No me la cargué allí mismo porque no somos animalitos.


Pero estuve a punto.


Ya lo dice Quique González. Hay veces que lo bordas… y otras que lo tiras por la borda.


7 comentarios:

txilibrin dijo...

jajajajaaa

No sé por qué pero me da que la profe venía mal f... de casa...

MMMMMMUA

Trovador errante dijo...

Aiisss mi rubia!!!

¿Te he dicho lo que gusta que hables de mí en francés?

Je me suis fait tout petit.

A falta de pan, buenas son tortas, que no hostias...;-)

Besos de boca flexible

Nares Montero dijo...

Jajaja! lo que no te pase a ti...!!! jajaja!
Al final me haces famosa o populachera entre tu gremio... cosa que visto lo visto mmmm no me parece mala idea jajaja!
Y eso de que no sois animalicos es porque estabais en clase y de traje no? porque yo solo con saber de nuestros partos y haber pisado algún pasillo concreto no podría poner la mano en el fuego jajaja!
Hay que enterarse de como fue la cena con las vecinitas jajaja!
Eres una maravilla Kikita!
Muack!

Aguantando Mecha dijo...

Y si hacemos una muñeca con un trapo y le clavamos unas agujitas...el vudú siempre funciona y la Mariola tendrá cosas en qué pensar la próxima que te toque.

Besos, hechicero Bob

kika... dijo...

jajajajaja... todos tenéis razón! en fin... hice lo que pude, que dadas las circunstancias, fue cagarla, pero bueno...

besos
y magia
K

acróbatas dijo...

Pero buenoooo!!!! llevo unos días de estrés sin poder pasarme por todos los rinconcitos que quiero como siempre, (a diario), y ahora que me estoy poniendo al día me encuentro con esto... Vamos, que me has dejado con la boca abierta sin saber qué decir y mirando si el blog que enlazas es el mío (y sí, lo he comprobado varias veces)... jeje.. Jo, muchas gracias, de verdad.
Me hubiese gustado ver esa clase por un agujerito, seguro que lo hiciste maravillosamente bien. Un beso gigante con ganas de verte.

kika... dijo...

claro que eras túuuuuuuuu!!!!!!!!

por diossss...

no sé si lo hice bien, pero ahora te conoce el mundo entero! es lo que tiene tener al auditorio cautivo durante la clase de francés jajajajajaja!!!!

besitos (yo también tengo ganas de verte, guapaaaaa)
K