18 enero, 2009

Tregua




Resumen de los Convenios de Ginebra

Los ataques sólo estarán dirigidos contra los objetivos militares. Las personas que no participan – o que ya no pueden participar - en las hostilidades tienen derecho a que se respete su vida y su integridad física y moral. Dichas personas serán, en todas las circunstancias, protegidas y tratadas con humanidad, sin distinción alguna de índole desfavorable.

Se prohíbe matar o herir a un adversario que haya depuesto las armas o que esté fuera de combate.

Queda prohibido emplear armas o métodos de guerra que puedan causar pérdidas inútiles o sufrimientos excesivos.

Los combatientes capturados y las personas civiles que se hallen bajo la autoridad de la parte adversaria serán protegidos contra cualquier acto de violencia o de represalias.



Sigo aprendiendo. Sin embargo, me he propuesto aprender de otra manera, porque para eso es 2009 y no 2008. El año pasado fue uno de reincidencias, círculos y bucles. Tuve que aprender por repetición, como el perro de Pavlov. Cagarla, volver a cagarla y comenzar de nuevo.


Es 2009. Un año que sólo rima con el cuento de Garbancito. Y he decidido que si la vida no me da tregua, que la pediré yo. Estoy sacando la bandera blanca para reírme de mí misma, para no quedarme en el banquillo sentimental de nadie, para verme como víctima. Como víctima, sí. ¿Que suena mal? Claro. Pero es necesario. Me he dado cuenta.


No quiero castigar a nadie con mi silencio.


Y sé que lo estoy haciendo.


No hay descargo para este sufrimiento innecesario, para una violencia gratuita que inflijo y que Henar diría que incluso me autoinflijo. Yo, que voy por la vida diciendo que habría que aplicar los Convenios de Ginebra a las relaciones personales me encuentro en una guerra pérfida y sin cuartel, incapaz de aplicar esas normas de Derecho Internacional Humanitario.


Por eso decía que si la vida no me da una tregua, la voy a forzar yo. Siempre he tenido buena suerte a la hora de caminar por campos minados. Quizá sea porque floto un poquito, quizá sea porque estoy acostumbrada al suelo de mi habitación, lleno de abalorios que sólo yo sé pisar sin que se rompan.


Tengo la sensación de que me juego mucho en esto.


Creo que estoy siendo valiente, aunque a eso ayudan los lexatines y los amigos dispuestos a estar de guardia (vaya semana que he dado a Lady K, Henar y Queens… joder Queens cómo te has portado, vaya semana os he tenido que dar a los que habéis pasado por aquí, a los que esperan mis emails, a los que me dejan regalos por la ciudad).


Estoy llena de silencios y desmesuras que irán saliendo.



No dudo que las estrellas malas devoren a las estrellas buenas,

que las flores gordas devoren a las flores flacas,

que el desierto de cenizas devore al desierto en llamas.

No dudo de nada.

Sólo una tregua, sólo una tregua.

Y entonces creeré en todo.


Alejandra Pizarnik



Perdonadme por no contestar.


Iré regresando.


Vuestros abrazos me ayudan a buscar la tregua.


No tengo derecho a pedirlos.


Pero los necesito.


11 comentarios:

Henar dijo...

Estar de guardia si es por ti, es un lujo, Kikita. Y como vamos en paralelo pero te saco unos mesecillos de ventaja, que al menos lo aprendido te sirva de breadcrabs. Como Garbancito.

Un beso gigante. Lo peor es ahora, en unos meses todo será perfecto.

Y si me tengo que vestir de enfermera de la cruz roja de la primera guerra mundial, me visto. Sólo faltaba. (Uhm... siguiente vídeo de las Viudas del Fary...)

H

Queens dijo...

Por ti cuando lo necesites siempre, ya lo sabes. Ahora toca recuperarse poco a poco y lo conseguirás. Has sido una gran valiente esta semana.

Besitos

Nares Montero dijo...

IRREDUCTIBLE KIKA!

Tengo muchas ganas de darte un abrazo!

Me tienes, lo sabes verdad?

Muuuaaaccckkk!

Esther dijo...

Guapa, mi abrazo le tienes cuando quieras vale?
Un besito muy grande y siempre pá lante mirando de frente
Muak

Eva dijo...

http://www.goear.com/listen.php?v=e3ce7b6

Pa´lante Kika!

Trovador errante dijo...

Tienes todo el derecho del mundo a pedirlos.

Pide lo que necesites.

Todos los abrazos blancos del mundo para tí rubia.

ETDN dijo...

Esa es nuestra Kika, valiente, con la frente alta.

Desconfio de los autosuficientes, de los que nunca necesitan ni piden nada. Así que pide, reclama, que somos humanos. Y para eso están los amigos, ¿no?

Un adelanto de abrazo para cuando te lo dé en persona.

Adelante, Kika (aunque suene a patrocinio de OT)

y besos miles (only for you)

NáN dijo...

yo creo cada vez más en la justicia, pero no juzgo negativamente a los que consideran que es el momento de buscar la paz.

(pero esto ya te lo dije).

txilibrin dijo...

Me quedé con ganas de verte.

Pero sabes que vas a resurgir, ¿verdad?

Te esperamos

Pide lo que quieras!

cerillasGaribaldi dijo...

A rebufo, desde la retarguardia, donde ni nieva ni llueve, nos reiremos de nosotros mismos y del mundo entero si es necesario.

El Nueve es el Nueve y tú vas a explotar de vida, ya lo verás.

Besos, Bob

Jaco dijo...

Si los necesitas, da igual que los pidas o no. Somos muchos los que te los vamos a dar igual.
Aquí va el mío.

Un abrazo muy fuerte acompañado de un beso.