23 enero, 2009

Let ring



En la partitura pone let ring. Déjalo sonar, Kika. Unas cuerdas contagian a otras de tonos armónicos, deteniéndose tan despacio que no importan los susurros de tu voz, las palabras entrelazadas que me llegan en forma de lenguas y dedos, el peso, el calor y el hambre.


Tanta hambre. Tanta.


Let ring. Dejar sonar el teléfono lo justo para que no creas que hay demasiada ansiedad a las tres de la mañana, fingir sorpresa, contarte el día a modo de preliminar estúpido.


Hacer conversación.


Arrastro los finales de las palabras, te pongo labios de doncella de los que salen las mayores indecencias. Contradigo mi aspecto, espero reacciones.


Aquí no hay nada inocente.


Dime.


Dónde están tus manos.


Qué ves.


Cómo me miras.


Dímelo o lo dejaré sonar.


Sigue hablando hasta que ya no puedas articular ni tus deseos.


Tiembla más cerca del micrófono.


¿Qué llevas puesto? Sólo la guitarra.


No lo dejes sonar entonces. Nada de let ring.



Hay días en los que me preocupa que la Humanidad empiece a preferir el sexo telefónico a los abrazos en plena calle.



5 comentarios:

Trovador errante dijo...

Me quedo con el sexo en plena calle

Y en manos en el culo. Y en como te miro.

Perdón por el calor.

Besos

Nares Montero dijo...

te entiendo

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

"Aquí no hay nada inocente". Excelente frase. Excelente post, en general. Me gusta cuando te pones Lara, y eso viniendo de mí es un elogio. ¿Orgamos modernos esta noche?

Besos,

G.

carmen moreno dijo...

Supongo que da menos miedo si no hay compromiso, sea del tipo que sea. Pero, Kika aún quienes preferimos los abrazos aunque manchen. No desesperes con esta humanidad que nos ha tocado.

kika... dijo...

trovador... eso sí que es fantástico... (lo del sexo en plena calle, digo), aunque con el frío que hace...

nares... y yo a ti...

guille... sé que es un cumplidazo, y viniendo de ti, aún más. Así que gracias emocionadas...

carmen... yo tengo una fe inquebrantable en el ser humano... y me ha encantado eso de que los abrazos son maravillosos aunque manchen...

besitos y magia a todos,
K