21 enero, 2009

Inmersión

Escribo detrás

de un modelo de declaración

en el que dice:

juro que no volveré a conducir entre la niebla

si no es contigo.


Casi me dan ganas de jurar

que tendré miedo a encontrarte. Es igual

que temer un accidente.


Jurar

que repeleré

olores y pigmentos. Que encontraré

las soluciones que transformen

tu forro polar en un chaleco antibalas.


Escribo sobre

un recorte de revista,

garabateo:

cuando apareces

el paisaje se hace un cuadro torcido

hacia la izquierda. El suelo en cuesta.


Necesito que alguien me explique cómo se propaga el fuego.

Por qué mi estómago es una caja negra.


Yo que siempre supe dónde tenía el cuerpo,

dudo y

emerjo.


No me ahogaba, contenía

la risa o la respiración o la comida. En la superficie

hay casetas de obra, zanjas,

parálisis,

peligros para la validez del tiempo.


Escribo en

tarjetas de visita de negocios que ya no existen.


De Canciones por encargo.



14 comentarios:

NáN dijo...

A veces leo versos de alguien y siento una enorme envidia de no haberlos escrito yo:

"juro que no volveré a conducir entre la niebla

si no es contigo."

(puñetera)

txilibrin dijo...

Oh Dios Kika. ¿Por qué veo un papel de "Soluziona"? Esa es mi empresa, bueno, la compró Indra...

Ojú!

Trovador errante dijo...

Me alegra verte de parto de nuevo, este natural e incontenido.

Un abrazo cálido y propagador

Microalgo dijo...

Dos abrazos. El anterior y el mío.

Anónimo dijo...

existe alguna persona que no sepa por qué este blog se llama así??
esto es una maravilla k.

marazu

Henar dijo...

"Escribo en
tarjetas de visita de negocios que ya no existen."

La leche. Cada vez soy más superfan de "Canciones por encargo".

La leche.

Jaco dijo...

Yo soy como Nan pero casi al revés. Cuando leo unos versos así siento un regocijo tremendo porque alguien los haya escrito (a sabiendas de que es imposible de que yo lo hiciese)

Y como Henar, cada vez soy más superfan de "Canciones por encargo" (aunque también lo era de los otros poemarios)

Un beso

ETDN dijo...

Yo soy fan de las canciones por encargo desde el principio (¡grupo en Facebook ya!) y van a más y a máaaaas...

No alivia, pero es hermoso pensar (al menos para quienes las leemos y disfrutamos) que el dolor, dado la vuelta, hecho pulpa en las entrañas y desde las tripas ya puede generar poesía de la buena.

¡Sigue componiendo, Kika!

besote

kika... dijo...

NáN... espero tu texto hoy como agua de mayo. Al final tuve que atender a una cosa importante y no pude pasarme por el taller, pero quiero leerlo!!!!!!!! y gracias por lo de puñetera ;)

Txili... pues porque es una tarjeta de visita de un negocio que ya no existe, como todas las que salen en el collage (si es que se puede llamar collage)...

Trovador... gracias...

Microalgo... pues yo te mando a ti otro!!!!!!!

marazu... te amooooooo! ya lo sabes!!!!!!!!!!!!!!

Henar... gracias muy sonrojadas! etdn y tú tendréis la primera edición de estas canciones... (¿te acuerdas que te dije que dejaba este poemario? pues noooooo, nooooooo)

jaco... es verdad que si hay un fan, eres tú! madre mía lo que estará viendo "nada me doblega"

;)

etdn... grupo en facebook? "Yo también leo Canciones por encargo"????? edición príncipe para ti también!!!!!!!!!!!!!!

besos y magia!
K

Teresa dijo...

También mi estómago es como una caja negra. Ánimo y no te rindas. Te sigo día a día

Men dijo...

Leyéndote me he reafirmado en algo que pienso hace años, y que a mí al menos me pasa, si tengo un lápiz y un papel, no necesito espejos porque sólo entre las letras veo mi silueta, distorsionada por lo que me toca vivir pero siempre real. Me ha parecido una maravilla lo que has escrito. Es un regalo que lo compartas.

Marian dijo...

Qué bonito, querida Kika...

Te dejo un beso de buenas noches

Anónimo dijo...

es precioso
a mí me gustaría jurar que no volveré a caer, pero, el ser humano, es humano (y único en lo de tropezar)
muchos besos y pun..., k

kika... dijo...

teresa... de un nudo estomacal puede salir una planta con flores. de verdad.

men... muchas gracias por lo que dices, y tienes toda la razón: los espejos de mi callejón del gato no son de cristal y azogue, sino de papel y tinta...

marian... y yo te doy a ti todos los besos del mundo...

anónimo... si hay que tropezar, se tropieza, pero con pun...

besos y magia!
K