11 enero, 2009

El fin de semana menos gambitero de la historia




Ya se sabe lo que dicen. Días de todo, vísperas de nada. Este fin de semana era ese en el que iba a pasar de todo. De todo. Lo más importante era que el Comando de Gatas Gambiteras volvía por sus fueros a reconquistar la ciudad en una maniobra sin precedentes. La excusa: el cumpleaños de Lady K, con un plan que empezaba reponiendo fuerzas – las auténticas gambiteras reponen fuerzas antes de perderlas, son así de superestupendas – y terminaba no sabemos exactamente en qué bar. Pero en un bar, seguro. Claro que también podía ser que terminara en una manifestación ante cierto piso, cantando una canción cuya letra podría ser tírame el colchón, corazón, que ya verás tú para qué lo voy a usar (bombón)… Me recuerda a las noches con JaviSunrise, especialista en cócteles y fiestas urbanas petardas. Lo de Sunrise se lo ganó porque era capaz de preparar combinados con colores que parecían puestas de sol, aunque él siempre decía te pongo un poco de sunraissss con la botella de granadina en la mano.


Lo que pasa es que el viernes cayó en Madrid una nevada considerable, Lady K suspendió su evento por nieve y las Gatas Gambiteras se quedaron en casa: Queens no podía salir de su calle sin cadenas, Lady K tuvo que poner la caldera de su casa (instalada por Judas, seguro), Henar perdió su boina y yo me dediqué a asumir las nuevas responsabilidades de delegada en mi nuevo curro. Porque hay delegados.


Llamé a Lady K a ver si venía a echarse unos vicios a la play (lo de echarse unos vicios es un término made in la hermaníssima que me encanta), pero descartamos la idea cuando vimos el estado de las aceras. Al final, anti-gambiteramente, nos quedamos hablando por teléfono. Yo decía cosas un poco deprimentes y ella me daba buenos consejos.


Pero vamos, nada del otro jueves. Perdón, nada del otro viernes.


Pensé que hoy el día se despertaría mejor, que habría algo de hielo pero más tarde se derretiría y podría ir al concierto de Perro Flaco en Costello. Pero me dio pereza porque era probable que en el evento me encontrara con Lagartija. No me apetecía hacer conversación, la verdad. Así que a las once de la mañana, en un alarde de previsión impresionante, me puse a ordenar el armario. Lo de la previsión lo digo porque sé de sobra que ordenar el armario provoca una cadena de ordenaciones y limpiezas que se puede demorar horas y horas. Empiezas por el armario, después te metes con el altillo, de ahí pasas a las estanterías, más tarde a los cajones… y ya metida en juerga, cambias la funda nórdica, limpias la lámpara y de paso rompes cuatro o cinco cosas que tenían la mala fortuna de estar en medio. Había que hacerlo, me iba a comer la mierda, pero he tardado tanto que hasta he tenido que rechazar un planazo para ir a jugar a unas cosas muy divertidas. A las once de la noche me he sentado ante la tele, derrengada perdida, para ver con horror que lo único que echaban era una entrevista con Alfredo Urdaci, nuevo jefe de prensa de Paco el Pocero. Me he quedado muerta.


Una noticia así desata todo tipo de procesos cerebrales. He empezado a pensar, en plan Bridget Jones (la cadena de pensamientos fue más o menos así):

a) que Lagatija se acuesta con Sun-Tzu

b) que el Príncipe Carlos de Inglaterra se acuesta con Camilla Parker-Bowles

c) que Rihanna mide uno ochenta y por eso nunca tiene bailarines al lado en los videoclips

d) que Pilar Rubio debería ser mi referente estético

e) que la semana que viene el Paseante va a recoger su colchón

f) que necesito un cóctel Gata’s De Diciembre, inventado por Queens, Lady K y yo en Almería hace algo menos de un mes.


Si os interesa la receta, decidlo y la pondré por aquí. Para que luego digan que esto no es un blog práctico. Si tengo una vocación de servicio que me sale por los poros…


[carcajadita, si es que eso existe]


2 comentarios:

txilibrin dijo...

Ejem
Para perra yo
He estado todo el finde en casa
Sin coger el teléfono
Sin ordenar lo que tenía que ordenar
Y comiendo mierdas

No he visto pelis interesantes
No he leído libros interesantes

NADA

Eso sí es perder el tiempo :S


Pero Mr. Kilombo el viernes y Lucas el sábado me alegran esta mierda de lunes con sabor a lunes más que nunca...

kika... dijo...

me parecen buenos motivos de alegría!!!!!!!!!!!!

olé!!!!!!!!!!!

besitos y perrea todo lo que quieras!
K