08 enero, 2009

Curada




Y volverás a esperanzarte

Y luego a desesperar

Y cuando menos lo esperes

Tu corazón va a sanar

Va a sanar

Va a sanar

Y va a volver a quebrarse

Mientras le toque pulsar

Sanar, Jorge Drexler



Estoy curada. Lo dicen los análisis. Hay pruebas evidentes, afirma la doctora. No es igual que hace unos meses. En aquel momento pensé que estaba bien, que todo había remitido espontáneamente. Se me habrá pasado porque estoy enamorada, le solté al médico tan tranquila. Claro que eran tiempos de bonitismo, y lo raro precisamente habría sido lo contrario.


Todo era gracias al amor.


Era genial contarlo y ver cómo se iluminaban las caritas de la gente, porque llevaba casi un año regulartirandoamal pero aguantando, primero con tratamientos parche, luego con la decisión de ponerme bien pero con un draconiano tratamiento que oscilaba entre lo duro y lo desagradable, después la dieta y el asidero interior del Arquero, más tarde la desesperación, luego la imposibilidad porque no podía ser que el diagnóstico fuera correcto… pero lo mejor, como siempre, al final.


La hipocondría. Me explico. No soy aprensiva, más bien me parezco a un Fiat porque esos coches son capaces de andar con treinta y cinco cosas averiadas. No obstante, después de la presunta remisión provocada por amor en vena (diré amor porque de momento no quiero pensar que exista una explicación más razonable), la enfermedad se convirtió en la enfermedad fantasma. Lo de mire, ya sé que no tengo nada, pero sé que algo no va bien. Mi médico me miraba con cara de Kikapordios, que no, que no, que te lo digo yo y te lo dice Galeno, padre de la medicina, te lo dice Iker Jiménez, te lo dice la protagonista de Anatomía de Grey, estás bien. BI-EN.


No era empeño en lo contrario. Era que no podía ser, estaba segura de que había vuelto. Anduve cerca de perder la paciencia, de perder los papeles y quizá de perder la cabeza.


Mi cuerpo parecía decir que no.


Lo peor, probablemente, era que también lo decía mi cabeza. Todo eran sirenas, alarmas, luces rojas.


A pesar de todo, me he curado. Casi todas las curaciones del cuerpo tienen también algo de metáfora de curación del alma.


Esta vez me temo que no. El alma me pide llorar más, saber que puedo odiar aunque elija no hacerlo, gritar.


Sobre todo me pide comprender, pero no hay explicación.


Sin explicación sólo cura la venganza. Una curación ilusoria, por supuesto, que termina causando enfermedades fantasmas. De esas que nadie más siente, por mucho que tu cuerpo te diga que algo no va bien.


8 comentarios:

Trovador errante dijo...

Me alegro que aparezcas por todos los lados fresca y curada.

De lo único que no me alegro es de que no te apuntáses a ese master.

Yo daba clases en él.

Tu cuerpo siempre tiene todas las respuestas, solo óyelo.

Eva dijo...

http://www.goear.com/listen.php?v=d4870f2

¿Curada?

Besos K.!

Anónimo dijo...

:-D

B.

Queens dijo...

Me alegro que ya estes curada al menos fisicamente. ¿Te vio la gran doctora?

Un beso

Q

kika... dijo...

trovador... creo que me conozco muy bien, pero el cuerpo siempre termina dando alguna sorpresa...

Eva... curada, sí, o eso parece. Me lo voy a tomar con calma de todas maneras, por si acaso. Me encanta la canción que me has dejado, y tengo que confesarte que esta versión nunca la había oído. Sí la de David Broza (él la cantó originalmente, la letra es de Drexler pero la música es de Broza), que es esta:
http://www.goear.com/listen.php?v=0feaa85
A ver qué te parece...

B... sí, parece que sí (ya ves qué cautela, no me fío)

Queens... me vio la gran doctora en persona. Encantadora e hipercompetente. Que lo vigile de todos modos, y si veo algo raro, que vuelva. Que me ve en seis meses, de todos modos, por si aca...

besos y magia a todos
(y los de Madrid salid a la nieveeeeeeeeeee)
K

Eva dijo...

Otro grande, sí! Gracias kika.

Y hoy, mucha magia y mucha nieve!!

cerillasGaribaldi dijo...

No tenía ni idea, fíjate si soy tonto que sólo creía que tenías una gripe y una herida en el corazón. ¡Estoy en la inopia!

Me dejas feliz.

Besos de tu Bob

(voy a rebufo a ver que pasa)
(también me encanta la arquitectura)

kika... dijo...

Eva... es que es enorme Broza, ¿verdad?

Bob... pues sí, tenía alguna cosita más aparte de las mencionadas... pero estoy curada, o eso me dicen... (ahora lee a rebufo ja ja ja)

(¿seré capaz de hacer algún post sobre arquitectura?)

besos a los dos
y magia,
mucha magia,
K