11 diciembre, 2008

Y tú, ¿cómo me lees?

Siempre digo que las Realidades Paralelas no me han dado más que alegrías. He conocido gente estupenda a la vez que he profundizado en relaciones que ya existían en mi vida. Me he comprendido algo mejor, aunque la conclusión haya sido que en el fondo no me entiendo y que me trae sin cuidado.


Podría hacer una lista larguísima de todo lo que me ha pasado en lo que las realidades paralelas han intervenido de alguna manera.


Tengo que poder decirlo sin ruborizarme. Me gusta mi blog, es mi bebé y lo cuido como tal, al menos trato de hacerlo lo mejor posible porque una no puede estar todos los días dándole la brasa a las personas que saben. Me propuse al principio escribir sólo cuando quisiera, y al final he terminado escribiendo casi todos los días. Estuve a punto de caer en la rutina, supongo que como todos los bloggers rocé la adicción para después bordearla sin demasiados problemas.


¿Dije que me gustaba? Pues subo la apuesta. Estoy orgullosa, qué narices.


Y este autorretrato – como le decía a Henar el otro día, esto no deja de ser cómo me veo yo a mí misma, con sus consiguientes limitaciones – tiene otro lado. Las personas que leen, los que comentan, los que tienen su propio blog y entonces voy yo y leo lo que escriben, y comento, y al final termino en algún lugar de las olas de internet sin saber demasiado bien si se trata del camino de ida o del de vuelta.


Me ha impresionado saber cómo me leen algunas personas. Sé que los hay que me siguen por el móvil. Soy una paleta, es verdad, porque hasta hace unas semanas cuando el Lobo me mostró cómo se ve esto en esa pantallita minúscula no pensaba que se podía leer así. Tiene mucho mérito leer de esa manera, creo, y no puedo ocultar que me llena de orgullo, claro, pero también de responsabilidad…


Hay una persona que me ha hecho saber que me lee… ¡en papel! Sólo es uno, así que espero – también lo espera él – que no le tachen de poco ecologista. Imprime los textos y se los lleva en el metro. Como si fuera un besellers (léase beséyers) de los que lee la gente en ese medio de transporte, aun a riesgo de que le ocurra lo que decía el Paseante, que opina que la gente lee esos libros tan gordos porque si llevas uno finito de poesía queda fatal… Me imagino a mi lector con sus hojas, a lo mejor los compañeros de vagón creen que se trata de algún papel del trabajo o un informe médico y en realidad es lo que escribí esa mañana o esa noche o cuando fuera.


Y la semana pasada supe que un poema mío cuelga de la pared de la habitación de uno de los lectores-amigos que pasan por aquí desde hace mucho tiempo y al que aprecio muchísimo…


Vaya este texto como reconocimiento a todos los que leéis las realidades paralelas, desde casa, desde el trabajo, con un gintronic (perdón, gin-tonic), para los que se mosquean si el post no ha salido a primera hora de la madrugada, para los que esperan los posts de música, para los que pasan de los posts de música y para los que cuando es un poema, cierran directamente la página.


Y si se puede hacer algo para que sea más fácil de leer, decidlo. Porque yo con lo del móvil me quedé muerta. De verdad.


La foto… no tiene nada que ver con el texto, pero me encanta. Me la sacó Queens en la playa, a traición, como se sacan las fotos buenas de verdad… yo estoy buscando conchas porque no me puedo quedar quietecita… atención al detalle superchic de las perneras del vaquero arremangadas cada una a una altura…


13 comentarios:

Trovador errante dijo...

Antes de cruzar esa puerta que avecina un gran sol, fresco y curado, duchado y afeitado, dispuesto...no puedo dejar de comentarte.

Permites...invitas...con magia...a conocerte, y a darse a conocer.

Sospecho que te conoces mejor de lo que crees, te leo claramente y sin dudas.

Y cuando a la derecha del blog veo que subes arriba...me lanzo en plancha a tus realidades.

Ya te dije...se te echa de menos cuando no se te lee.

Y se te piensa, en tu oido izquierdo que intuyo ya no duele, y en la espera de la opo, y en tu nueva plaza, tus cambios futuros...

Son todo caminos que invitan a recorrer(te), sin ida y vuelta, solo caminos.

Magia a manos llenas y sonrisas a corazones abiertos

Jaco dijo...

Tu estás orgullosa de "tu bebé", y a nosotros nos encanta pasearnos por aquí.

Leerte es un lujo y un placer. El lugar y la manera de hacerlo es lo menos relevante.

Un beso con muchísimo aprecio.

Oihana dijo...

Yo sólo espero poder ver crecer a tu bebé y disfrutar de él tanto como llevo haciéndolo desde hace bien poco, desde que lo descubrí. Tienes un talento natural para utilizar las palabras y eso lo admiro, porque a mí me cuesta horrores.
Un besazo de una admiradora de tu magia,
Oihana

NáN dijo...

Tras confesar que paso de los posts de música, te digo cómo lo leo:

En su pantalla y con placer.

Eva dijo...

Una adicta, desde la sombra, a tu ventanón...

Este post me ha empujado para felicidarte por tus palabras y por esas oposiciones... Te he entendido perfectamente todo este tiempo (quién mejor que otra sufridora... que por fin aprobó!)

Besos (y magia) siempre, siempre.

Anónimo dijo...

Yo te leo en el trabajo y estos días que no estabas te he echado de menos. Te deseo mucha suerte

ETDN dijo...

Yo a veces en casa, a veces en el curro, de tarde o de noche y, como dice Nán, con placer.

Y confesaré que leo también los comentarios de otros y tus respuestas a los comentarios. Además de alma de rubia la tengo también de voyeur, creo ;)

Iré a lo de Lara, sí. ¿Nos vemos allí?

besote

LUISA M. dijo...

Haces muy bien de estar orgullosa de tu blog, a mí también me gusta leer tus "realidades paralelas".
Yo te leo desde casa, por la tarde o por la noche, y, siempre, en la pantalla de mi ordenador. No te visito todos los días, pero vengo por este lugar siempre que puedo; unas veces comento y otras no, según ande de tiempo.
A mí también me ha sorprendido lo de poder leerlo ¡en un móvil!...
Ah, la foto, muy bonita.
Espero que te hayas recuperado del dolor de oído, Kika.
Besos.

cerillasGaribaldi dijo...

Pues yo te leo en la pantalla del ordenador y si estoy de viaje en el móvil. Pero esta respuesta no te dirá nada.

Es más importante el por qué y el para qué.

¿Por qué? Porque hace ya un año, te declaraste y me dijiste que eras una chica Pop, en el post más bonito que haya escrito nunca, al menos el título: Un ratón, un ladrillo, una hermosa noche.

Me has hecho releer mis cerillas y me siguen maravillando las chispas que saltan, y eso que no le llegan a la altura del betún a tus Realidades.

Porque te he visto derrumbada y tu solita revives y nos haces 'efesverecer' como la gaseosa, porque me has dedicado las palabras más bonitas, y eso significa una de dos: o mi vida es muy pobre o tú eres demasiado especial.

Tengo muchos años y mi vida está ahí, pero sólo uno con tu magia me ha dado tantas cerillas, que me siento con pantalones cortos en la cola del kiosko con la paga intacta...

¿Para qué? Para regalarte eternamente canciones pop, para chiscar mis cerillas cada vez que lo necesites, para pasear por el bulevar y olvidarnos de esto, para llevarte a Coconino y lanzarte ladrillos de amor y...
sobre todo...
para verte feliz en Katmandú y en Tombuctú, lugares a los que no llegué, pero tú, tú Kika, mi Suze, nos los contarás con magia y paralelismo y nos harás felices.

Porque a pesar de los ladrillazos, sólo quiero que seas feliz, muy feliz.

Muchos besos, que están baratos en las teclas, pero muy caros los reales, de tu Bob

kika... dijo...

Voy yo y escribo un post porque me impresiona todo lo que hay "al otro lado", y entro a colgar el post de hoy y me digo a mí misma... hay comentarios, pero ya los contestaré mañana, que estoy cansada y todavía me resuena el dolor por el martillo, el yunque y el estribo, pero leo, os leo y tengo que contestar porque me he emocionado... lágrimas del tamaño de naranjas me caen por las mejillas (así que disculpadme si no estoy todo lo fina en las respuestas que debería estar)...

trovador... qué decirte, si ahora tenemos entre manos una historia de aparecidos, pero de aparecidos que no dan miedo, que sólo tienen manos cálidas...

jaco... es verdad, yo siempre tan instrumental con eso del cómo, del dónde y del cuándo, pero no me dejo el por qué, y menos tus motivos, yo que leo también tu vida a través de la ventanita y miro a ver si "chove en Santiago" y, sobre todo, si te "chove" dentro...

Oihana... ¿que te cuestan las palabras? ¡De eso nada! ¡Si escribes increíblemente! Sigue viniendo, yo te pienso ahí al norte pero con un malecón en la cabecita...

Nán... lo de los posts de música lo puse por ti, que te conozco... ¡Mañana - bueno, hoy - te voy a dar doscientos abrazos!

Eva... pues tú me entiendes... ya sabes que esto de la oposición hay que pasarlo para saber cómo es... pero me alegro mucho de que hayas comentado y sobre todo de que te gusten estas realidades...

anónimo... ya estoy de vuelta, no echemos de menos, es un verbo (una locución verbal, creo) al que le estoy tomando manía, así que...

etdn... de voyeur nada, que yo me paseo delante de la ventana abierta pero lo haría igual hubiera o no gente... tengo muchas ganas de verte, te voy a dar otro abrazo que no veas...

luisa m... estoy ahí, ahí con el oído, pero ya mañana estaré buena. Yo paso por tu blog, soy una lectora muy silenciosa, pero no me pierdo una...

Bob... ¡qué voy a decirte! Que ya sé que las Cerillas son escasas y sólo para cosas importantes, y siempre me ha fascinado que quieras emplear alguna conmigo. Que tu vida no tiene un pelo de anodina, que soy la chica Pop de siempre, la que lee a Sylvia Plath cuando está triste, a veces incluso hecha pulpa... cuando quiero ser más feliz me voy al Bulevar. Es mío y tuyo, es un trocito de vida que hemos hecho nuestro en alguna parte y que demuestra que el cariño está donde nosotros queremos dejarlo. Ya sabes que adoro tus canciones regaladas, igual si son Rilo Kiley o la Faithfull, hasta el Somebody To Love de Jefferson Airplane. Me tienes siempre cantando, al fin y al cabo soy Kika Pop! miles de besos, tu Suze!

y muchos besos a todos,
y magia, magia, magia...
K

kika... dijo...

del tamaño de naranjas, no exagero.

voy a por un pañuelo porque corro riesgo de cortocircuito...

más besos a todos
K

cerillasGaribaldi dijo...

Yo también estoy mojando las teclas...

Esther dijo...

Pues claro que me encanta leerte!! Un besito y a ser feliz