23 diciembre, 2008

Torpe

Me siento así.


Torpe.


Tan patosa emocionalmente que casi me da miedo hacer, casi me asusta dejar de hacer, me mata deshacer.


Físicamente, más torpe aún. Con las piernas hechas un nudo, escribo poemas que destapan mi lado carnal. O destapo mi lado carnal escribiendo poemas. Teniendo en cuenta que esa arista de mi personalidad suele dormir y de pronto me sorprende, me siento desmañada, imprecisa, volátil.


Puede que probablemente llegue a gelatinosa, pero no a orgánica. Soy una mujer incompleta que hoy se mueve con dificultad, que sólo acierta a dar abrazos y a odiar los velatorios, que no sabe si hoy es lunes o martes.


No logro sobreponerme a esta tosquedad de sentimientos, a este dolor de cabeza interior.


A ti te duele la cabeza (la de fuera), a mí el cerebro (el de dentro), y hoy estoy tan torpe que


no sé si lograré tomar con mucho cuidado tu cabeza entre las manos

sin mediar palabra, buscaré el dolor en las sienes,

hasta localizar los nuditos que producen la jaqueca

(a veces tienen el tamaño de una nuez,

y otras el de la cabeza de un alfiler)


no sé si lograré masajearlos muy despacio

mientras recito las palabras mágicas

para que cese tu tormenta craneal

aplicando calor en cada punto

hasta dejar el dolor escurrirse entre los dedos.


El Hombre Gato decía que a mí tendría que recetarme la Seguridad Social.


No era verdad. Era sólo porque con este sistema y alguna otra pócima secreta le ahorré mucho dinero en ibuprofeno.


Pero hoy estoy torpe, tan desesperadamente torpe que quizá sea mejor recurrir a la medicina tradicional.



9 comentarios:

cerillasGaribaldi dijo...

Hoooola para saludarte, hoooola para decirte que debes albergar los virus tataranietos de los que yo tuve hace un par de semanas, hoooola para invitarte a pasear por el bulevar, hoooola para decirte que me acuerdo de ti, hoooola para dudar de tu torpeza, hoooola para que no hagas tanto caso a Lady K (que no lo lea plis), hooola para que me evites la úlcera del ibuprofeno,...

... un hoooola para decirte que tenía un día tonto:

http://www.goear.com/listen.php?v=affadde

(lo de los treinta lo cambiamos por los cuarenta, mal que me duela)

(lo de llorar lo dejamos tal y como está, que a mí me no me importa)

Un abrazo y un beso, Bob

Nares Montero dijo...

Aís que amenudo me pasa eso de sentirme torpe y desnuda, sin equilibrio en algún borde afilado... ais! sobre todo cuando escribo, luego como tu dices, cicatriza pero no deja callo. Si no es así vamos apañadas pero...

Sí me imagino una Kika gelatinosa de piña o de fresa dejo de llorar ya mismo. ;)

Tu gelatina y yo flan... o mejor cuajada que esa si que es blanca!

Besos... pero sobre todo un abrazo enorme.

kika... dijo...

bob... ya sabes que me encanta Pastora... ha sido genial despertarme esta mañana y encontrarme esa canción... y sí, sigo llena de virus y bastante fastidiada, sin contar que he contagiado a toda mi casa y a una buena parte de mis compañeros de promoción (quizá ellos se han puesto malos de motu propio)...
... reivindico desde aquí el derecho a tener todos los días tontos que queramos. No va a ser esto una balsa de aceite. Eso sólo lo es el bulevar...

(ah, y gracias por la aclaración acerca del hoooola ji ji ji)

nares... dice Henar que a la gente como nosotras nos pusieron una combinación especial de genes, ya te contaré... de momento me quedo con los genes de gelatina de fresa o de piña (o de kiwi) o de cuajada... mmmmmm qué rico....

besos y magia,
K

Oihana dijo...

Kika... hoy no es mi mejor día, ando coja de razón y torpe de corazón, o sea que en cualquier momento caigo. Con vuestro permiso, me autoinvito al atracón de gelatina. Yo traigo el brownie, casero, o un bizcocho de yogur, como prefiráis.
Un beso,
oi

Trovador errante dijo...

Se pasó el dolor de cabeza inspirador.

No se pasaron tus manos.

"Nunca hacer por hacer".

Los días torpes y desnudos, son los mejores.

Nos demuestran que no somos perfectos, ni ganas...ya superamos eso...y desde entonces vivimos más relajadamente, más imperfectamete felices,y con menos dolores de tarro...

Vivimos...lo confesamos, nuestras preciosas arrugas y cikatrices nos delatan.

Lady K dijo...

Ey, Bob, que yo no tengo nada que ver con su torpeza ( presunta, porque sí que sabe curar, que lo sé yo)

Besos, cielo y espero que no fuera un duro trago,que te noto fastidiada. Más besos. Tengo el teléfono aquí entre los klinex y la manta por si me necesitas. Otros poquitos besos más

cerillasGaribaldi dijo...

K, ¿ves lo que me haces decir para que aparezcas?

¡nos has castigado sin segundo plato y así andamos....!

Curaros, plis

kika... dijo...

Oi... no son nuestros días, está claro... pero creo que van a pasar... en menos de una semana, podemos borrar y hacer cuenta nueva. O mañana mismo, si hace falta. Lo que sí que es verdad es que nos acosa el mundanal ruido... y eso no nos va bien a los que necesitamos un microsegundo de silencio (con eso nos basta) para escribir...

trovador... ya sabes que yo vivo a tope, exprimo, como con los dedos, a lametones de vida mientras palpita... supongo que por eso hasta sentirme torpe me hace escribir (bueno, eso y algún que otro dolor de cabeza bien traído...)

Lady K... gracias, cielo. Este Bob seguro que sólo escribía para que contestaras... (je je je)... lo de ayer fue duro. Ya no sé si es que es duro o si yo lo llevo fatal. Da igual, en cualquier caso... cuídate y no te comas los clínex...

Bob... ¡malvado! ¡Todo por saber qué pasaba en el segundo acto! Hay que ver... (ji ji ji). ¿En el Bulevar hay navidad? Es que ya no puedo más...

besos y magia a todos
K

cerillasGaribaldi dijo...

Por si te ayuda:

http://www.goear.com/listen.php?v=0fa9f65

En el Bulevar no hay Navidad, en el Bulevar no hay mentiras...