03 diciembre, 2008

Rosas, restos de alas

La semana pasada, veintisiete horas a.E. (antes del examen), me llamaron de la librería. Ya tenían mi encargo, y aunque tenía que terminar de guardar toda la documentación en la maleta, me faltó tiempo para salir corriendo a recogerlo. Cuatro veces fuego, de Lara Moreno, y Rosas, restos de alas, de Pablo Gutiérrez.

- Aún nos falta el de poesía de Lara. Te mando un mensaje al móvil en cuanto lo tenga.


En mi librería ya llaman a Lara por su nombre. De toda la vida.


Antes de salir de la tienda, una petición:

- Kika, léetelos con atención y luego me cuentas qué tal. Ya sabes que viene la Navidad y siempre busco libros que recomendar.


Subí al coche mientras miraba los libros. ¿Por cuál empiezo? Cogí Rosas, restos de alas y comencé a leer en el primer semáforo. Pensé eso de si no me gusta, lo dejo y me pongo con el de Lara.


Pero no.


Las cinco primeras líneas fueron suficientes para convencerme de que tenía que seguir. Cada página era un giro, una boca abierta (la mía), una sacudida interior. La prosa de Pablo Gutiérrez tiene una velocidad cinematográfica y un estilo propio. Capaz de rozar constantemente la poesía sin perder contundencia ni caer en artificios, juega con dos tiempos, decenas de espacios y mil actualidades y referencias generacionales, como un malabarista que lleva la vida ajena en una taza y consigue que no se caiga ni una gota.


Ciento tres páginas en las que el ritmo no decae, los ojos corren a toda velocidad por el papel y casi no se respira. Inmersión. Literaria y literal: las olas no se limitan a observar, el mar es casi un personaje.


Aunque el protagonista afirme que nada es crucial, Rosas, restos de alas, demuestra exactamente lo contrario. Que lo pequeño es importante, o, al menos, que puede serlo tanto como lo aparentemente enorme.


Y es su primera novela.


[No puedo evitar pensar: ¿qué vendrá después?]


A la hora de leer hay que saber distinguir muy bien entre dos categorías de libros. No son los buenos y los malos. Son los buenos y los oportunos. Un libro es oportuno cuando llega a tu vida en el momento adecuado, como una monedilla que cae hacia el fondo de un estanque. Pero un buen libro es otra cosa.


Es esto.

Rosas, restos de alas

Pablo Gutiérrez

La Fábrica Editorial

2008



Mañana… me voy de vacaciones a mi mar. Por primera vez en cinco años, no me llevo ni un tema para estudiar…


7 comentarios:

Trovador errante dijo...

Ando en pro de una buena novela. Buena y oportuna al tiempo sería estupendo. Tengo tantos clásicos pendientes, que una actual me sentaría bien.

También han sido dos años de formación y leer básicamente manuales, muy buenos, pero manuales.

Báñate de olor a mar y disfruta de esa tierra.

Besos mediterráneos,
P.d.: debió ser la magia, no lo dudo, ¡¡¡el blog se arregló!!!, ayer ya me reconocía, lo abrí y me dió un abrazo...

isabella dijo...

Disfruta de tus vacaciones! Me alegro de que ya haya terminado todo, porq aunque queda la confirmación todos sabemos que la plaza es tuya. Un besit

Ah, ¡y me anoto tu recomendación!

cerillasGaribaldi dijo...

Buen viaje Suze.
Como tú nos regalas un libro, (que ya me había apuntado por el feisbuk), yo te regalo una canción, que creo que te regalé hace tiempo, pero ahora la canta una amiga del bulevar:

http://www.imeem.com/people/pAltugo/music/kbtW5bXd/marianne_faithfull_hold_on_hold_on/

Disfruta, Bob

Nares Montero dijo...

me lo apunto, me lo apunto!
jiji este espero que no se quede en listas...
Aunque llegando estas fechas las listas son más efectivas... las convierto en la carta a los reyes y así la familia no se vuelve loca buscando regalos imposibles.
A mi los libros me eligen... es una teoría que vengo comprobando desde hace tiempo auqneu supongo que responde a tu teoría de libros oportunos quizá... no se.
Pasalo en grande, descansa, disfruta y la semana que viene ya nos vemos y nos hablamos y nos tomamos un café o lo que haga falta... tengo muchas ganas de hacerte esas fotos!
Muack Remuack mágica Kika!

LUISA M. dijo...

Buena propuesta de lectura la que nos haces con esta novela. Haces una reseña tan apasionada que dan ganas de salir corriendo a buscarla a una librería. Trataré de conseguirla para leerla, o mejor, la pediré como regalo de navidad o reyes.
Espero que el libro de Lara te guste tanto como éste, ya nos contarás.
Descansa y disfruta de tus vacaciones en la playa.
Muchos besos.

síl dijo...

yo lo leí después de que vinieran a presentarlo a barcelona y me enganchó de tal manera que no pude dejar de leer hasta el final..
hacía mucho que no leía un libro tan bien escrito, rezuma poesía por los cuatro costados y le vuelve a dar importancia a la palabra...

espero que te sienten bien los días de mar... un abrazo

kika... dijo...

Luisa... estoy con el de Lara. De momento me está encantando también. Cuando lo termine, ya te contaré...

síl... es verdad! Si tú eres la experta en libros!!!!! Yo aquí recomendando y en realidad la que sabe del tema de verdad eres tú!!!! Bueno, coincidimos, así que ya sabes lo que se dice... algo tendrá el agua cuando la bendicen...

besos a las dos!
K