31 diciembre, 2008

… pa’ mí el bizcocho



Este é um ano par

Pode causar furor

Vai ser a nossa vez

De deletar a dor

Começar a rir, Leo Minax



Ay, ay, dos mil ocho… qué de disgustos has dado. Así, en general. Y eso que a mí me encantan los números pares, por mucho que los matemáticos digan que son más bonitos los impares (los números impares son necesarios, pero lo que es bonitos, pues como que no). Año bisiesto, de elecciones americanas, Eurocopa, Juegos Olímpicos. Año par, causando furor. Año terminado en ocho, mi número favorito.


Hasta era un año con rima fácil: la hermaníssima se lo ha pasado enterito diciendo eso de: dosmilocho pa’ ti la mierda y pa’ mí el bizcocho.


Sí, claro.


Ayer, en la mítica fiesta de las preuvas, Henar me preguntaba si 2008 había sido un año bueno para mí. En principio – y por principio – me resistí a decir que no. Al final de todo, he aprobado la oposición, y eso lo arregla. Al menos un poco. Porque este año no empezó de manera positiva: los seis primeros meses fueron, como diría PaquiPeña, totalmente desastróficos. Después, comencé a comprender que en 2008 sólo iba a ir bien un aspecto de mi vida y de la de los que me rodean. A quien le funcionaba la vida personal, tenía que pagar la penitencia de tener un jefe malvado. A quien le dejó el novio, al menos le hacían fijo en el trabajo. Eso los seis primeros meses. Porque el segundo semestre hemos tenido que ir trampeando y poniendo parches para evitar que todo descarrilara. Anduvimos cerca, y 2008, como un mal estudiante que se empeñaba en complicarlo todo, me dio el aprobado casi al sonar la campana del fin de jornada para arreglar el expediente que traía, llenito de borrones.


2008 empezó en MySpace y ha terminado en Facebook.


No creo que nada empiece mañana. Ya lo he puesto por aquí. Sin embargo, este año estoy por creer que con la última uva se va 2008 y empieza 2009 en todos los sentidos. Le damos a delete y seguimos para bingo, que es al final de lo que se trata.


Además, 2008 no puede impedir que me quede con todo lo bueno que ha pasado. Ya está. Me olvido de lo otro. Voluntariamente. Lo hago todos los días, así que voy a hacerlo una vez más. Este año será en mi recuerdo el año en el que aprobé, el año en el que paseé con Bob Dylan por el bulevar, el año en el que me enamoré, el año en el que me caí y me levanté, el año en el que confirmé (eso ya lo sabía) que tengo una maravillosa familia que he escogido (la lista de personas importantes en mi vida es enorme y cada uno sabe quién es), el año en el que escribí tanto que me quedan miles de historias por escribir, el año en el que nacieron cuatro poemarios (¡cuatro!, no digo que sean buenos, pero.. ¡cuatro!), el año en el que aprendí a hacer tocados y escribí veintidós postales…


La lista es interminable. Eso me pone contenta.


Quizá haya sido como dice Leo en la canción, un año para comenzar a reír.


Porque 2009 será el de la carcajada. Lo he decidido. Y cuando decido, decido de verdad. Sea porque es impar, porque el nueve es el número que representa la perfección para los chinos, o porque es el año del Búfalo en el horóscopo oriental (mi signo según los chinos es la cabra, qué propio, jejeje) o por lo que nos dé la gana.


Será año de discos nuevos. Tengo que poner la lista porque es impresionante: Georgina, Benjamín Moreno y su Asilo de Genios, Paco Cifuentes, Miguel Dantart, Lucas, Jorge Marazu y Leo Minax tienen previstos lanzamientos en el primer trimestre del año.


Será año de nuevas historias. De nuevos poemas. De nuevos proyectos. Un año para volar y volver al Bulevar de vez en cuando.


Y, además, dosmilnueve no tiene rima fácil. Eso me tranquiliza.


Mucho.


7 comentarios:

Queens dijo...

2008,2008 ... menos mal que lo dejamos atrás, aunque me quedo con los buenos momentos que he pasado en él.

Un besito y muy feliz 2009

Nares Montero dijo...

very very very happy 2009! y si, claro!, lleno de poemas!

Besos pares (aunque yo soy más de impares... y no soy matemática... ni nada que se le parezca :S)

kika... dijo...

Queens... sí, menos mal que ya ha terminado, porque madre mía qué añito. Pero me quedo - igual que tú - con todos esos momentos en los que nos hemos cogido de la mano para atravesar la tormenta. Incluso con aquel en el que me dabas un abrazo y me decías que si tenía ganas de llorar y yo te decía que sí. Y lloraba. Fíjate cómo son las cosas, pero lo recuerdo como uno de los mejores momentos del año.

Nares... pues claro! En 2009 más y mejor!!!!!!!! Jajajajajaja!!!!!!!!

(a tomarse las uvas con cuidadito, no vayamos a fastidiarla a última hora...)

besos a las dos,
K

cerillasGaribaldi dijo...

Nueve, nueve.....¿hum?....

...en la barriga del buey que se mueve,
donde ni nieva ni llueve.

Te esperaré en el bulevar truene o nieve.

Mil gracias y a reír sin parar, tu Bob.

Dominique De Villepoint dijo...

Mi querida Kika:

Éste tu Dominique de Villepoint que lo es te felciita calurosamente la Nochevieja, esquivando los miasmas griposos que mis padres ( that' s amore ! ) han decidido pillar a la vez, en amor y compañí

Recibirás noticias epistolares mías desde Torres Mordor al Paseo de Juan XXIII en breves días, cuando yo ya esté en Canarias, si los chicos de reparto hacen bien su trabajo. Los tarjetones siguen su curso, y me he quedado solo felicitando a la peña...

Besitus:

DdVP

Lilith dijo...

Hm, que curioso. Estaba pensando en lo mismo sobre 2009... 2008 ha sido el año de empezar a reír y 2009 el de la carcajada. Todo irá bien también para ti, Kika. ¡Lo sé!
Feliz Año Nuevo.

kika... dijo...

Bob... eso de la barriguita del buey me lo contaba mi madre en un cuento que se llamaba "Garbancito" (ella siempre decía que cuando yo era pequeña parecía un garbanzo, ya ves tú)... si esa va a ser la rima de dosmilnueve, por mí que sea...

Dom... eres un amor. Además sabes que tu felicitación me hace mucha ilusión... disfruta de tus días canariones y nos vemos a la vuelta... que te dé mucho el solecito...

Lilith... y para ti, Lilith. 2009 será un buen año, yo también lo presiento... ¿sigues en el nuevo mundo? No, ¿verdad?... Cuéntame...

besos y magia a todos!
K