20 noviembre, 2008

La rebus y el momento De Paz

Si el Paseante nos hubiera visto ayer, estoy segura de que habría decidido lanzarse a un nuevo proyecto de cine documental. Le daríamos el título, Comprando ante la crisis, y el argumento. El guión, nos lo inventaríamos según avanzamos, porque Lady K y yo somos expertas en saldos, mercadillos y otros lugares donde encontrar cosas a buenos precios. El mejor lugar en el que hemos estado últimamente nos lo descubrió Queens el sábado.


- Chicas, he estado esta mañana en un mercadillo de ropa de marca. Todo a dos, tres, cinco euros como mucho. – decía ella mientras sacaba una montón de prendas monísimas de una bolsa.

- Ufff… yo un sábado no voy. Que habrá un millón de personas y me pongo nerviosa – dije yo – Pero un día de diario… no te digo que no…

- Pues no se hable más – terció Lady K – Me pido el martes libre en el curro y nos vamos.


Así son las cosas en Kikel. Se piensa y se decide en cuestión de milésimas de segundo. Queens nos dio las indicaciones y, como diría Henar, en el siguiente plano del hipotético documental ya estábamos a la puerta de una nave gigante. En la cola todo el mundo trataba de calcular a ver si entrábamos en el primer grupo de gente, porque el aforo era de 288 personas.


- Tranqui, Kikita, delante de nosotras no hay doscientas y pico personas ni de coña.


Me fío de Lady K porque tiene la vista bastante entrenada a base de calcular la afluencia a conciertos (nota mental: recomendar a Delegación del Gobierno su urgente contratación para medir la gente que hay en las manifestaciones).


Abren la puerta y… ¡para dentro! El sistema era coger una caja de cartón (Lady K y yo la llevábamos entre las dos) y pillar lo que pudieras. Es lo que técnicamente las compradoras ante la crisis llamamos una rebus: término inventado que viene de rebuscar, claro. Presenciamos escenas increíbles: la gente trataba de coger las cosas que estaban en las cajas de otras, por lo que había que custodiarlas con la vida. No había probadores, así que las que no venían preparadas tenían muchos problemas.

Nosotras no, porque gracias a los sabios consejos de Queens, fuimos con leggins (vamos, mallas) y camiseta de tirantes. Según Lady K, parecía que íbamos a robar un banco, aunque yo creo que dada la pinta que teníamos, nos habrían detenido antes de hacerlo. Tampoco había espejos, pero yo me había llevado uno que tengo en casa, así que por lo menos logramos vernos los modelitos puestos antes de comprarlos. Imaginaros ir con tu peor enemiga y que la tía te diga que las cosas te quedan bien cuando vas hecha un adefesio…


La rebus fue la experiencia heavy del día. Pero no fue la única cosa que nos ocurrió. Por la tarde, supimos que al Santo no le fue bien en su examen. Nuestro Santo favorito, del que somos superfans, apeado de la oposición este año. Veníamos cansadas pero contentas del saldo, y enseguida nos quedamos chafadísimas.


Había que actuar. Nos iríamos de juerga con aprobado o suspenso. Como fuera. Y eso hicimos.


Recogimos al Santo ante su portal y Lady K y yo le hicimos el pasillo aplaudiendo. Se lo merece todo, este Santo. De allí, a Libertad 8, donde vimos el concierto de Alberto de Paz.


De Paz es uno de esos cantautores que te prohíben recomendar su concierto hasta que no vas. Así que tenía que ir. Y no me arrepentí: era un estilo diferente al habitual, un concierto insular y amistoso. Hospitalario.


Oí perfectamente cómo El Santo le decía a Lady K: esta música me sosiega, me deja en paz. Nunca un apellido estuvo tan bien puesto, supongo. Hubo temas alegres, como Pin Pan, de amor, como Átame, y Un adiós de verdad, que me llegó muy dentro.


Un concierto de otoño según su propio intérprete (yo no termino de tenerlo claro), que contó con la colaboración de Luis Ullán y Sergio Alzola, que se marcó junto a De Paz un Volver que nos puso a todos los pelos de punta. Allí cantaba todo el mundo. Hasta Blanca.


Un concierto inspirador que terminó con Queens, Blanca, Lady K, Evalabella y yo brindando por El Santo.


Como diría el propio Alberto de Paz, que todos los malos momentos sean como este.


Pero que El Santo apruebe el año que viene. Porque esta vez se ha cometido una injusticia.


Él dirá que no, pero eso es porque es muy modesto.



Actualización… ya tenemos una foto de la rebus, cortesía de Lady K...


7 comentarios:

Trovador errante dijo...

Caí por acá llegado de otros planetas acróbatas.

Me gusta Kikel y esa forma tan cinematográfica de escribir.

Me alegró, la verdad, ando resacoso de huracán y estoy un poco serio, así que mé sentó bien leerte.

Buenas ondas hacia Kikel (podría ser mi planeta, de Kike también...)

txilibrin dijo...

POR FAVOR

YA ME ESTÁS DICIENDO DÓNDE ES ESOOOOOOOOOOOOOOO, QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOO (te cambio la info por algo de encargo de NY, si es que necesitas algo)

Mi mail ya lo tienes así que me ahorro el dártelo.


Yo le di plantón a Alberto, tengo tanto curro que llego a casa y sólo quiero dormir :(
¿Cuánta gente hubo? Espero que me petaseis Libertad.

UN BESO GUAPA

(Hoy Bergia en Trovadicta, ya te podías pasaaaaaaaaaaaar)

Nares Montero dijo...

Me uno a la petición de la Mery!
Yo quiero saber donde se puede hacer un rebus de esos y que como dice Montoto que la cartera no se inmole. Y es que es muy importante que renueve mi vestuario sin sufrir un secuestro de ahorros!
Que no están los tiempos para jaranas!
Y bueno De Paz... en fin es un Gigante! Suscribo que tiene un efecto calmante... pero no anestésico!
Me encantó verte preciosa!
te dejo la dire de mi blog que ya está en marcha: www.naresmontero.blogspot.com
Besos

kika... dijo...

hola Trovador! Me ha encantado tu blog, y ya te dejé algún comentario por allá... Kikel tiene algo de ritmo cinematográfico, es cierto...
... gracias y sigue viniendo...

txili... ya te lo he mandado, aunque estoy planeando ponerlo por aquí y así las interesadas pueden ir...

nares... sí, tu blog ya es de los habituales en mi lista de lectura. Subirlo al blogroll tardará un poco más, porque no me meto todos los días a modificar plantilla, pero enseguida estará... (y es verdad, el De Paz es un crack)

muchos besos
mucha magia
K

kika... dijo...

http://mujeraldia.wordpress.com/2008/11/11/mercadillo-de-mango-en-villaviciosa-de-odon-madrid/

hala, aquí está la información!!!!!

Pero aviso: aforo de 288 personas, no hay probadores. Lo que sí que hay son unas pelusas enorrrrrmessss (je je je).

Se puede pagar con tarjeta.

(je je je, una blogger seria nunca pondría estas cosas, ¿verdad))

Blanca dijo...

Jejeje, la semana que viene creo que yo también me uniré a la tropa de las rebus! Que la vida está muy cara y si hay que desnudarse en público, una se desnuda!

Qué bonitas tus canciones por encargo...

Me encantó verte, y veros. Noticias buenas, noticias regulares. A veces merece la pena esperar a que llegue el momento adecuado.

Un beso grandeee!!

B.

kika... dijo...

Blanca... ve a la rebus! Hay tela de cosas!

Gracias por lo que me dices de las canciones por encargo... pero tengo que mencionarlo:

tú sí que eres un amor! verse un plano fijo de seis minutos (ya sabes cuál), es una prueba de amistad increíble!

Esperaré.

miles de besos
K