11 agosto, 2008

Ventanas




Cuando voy a casa de alguien, siempre miro por la ventana.

Es el único cuadro mutante que hay en una habitación, y soy muy consciente de su importancia.

Las ventanas dicen mucho de la personalidad de quien mira por ellas todos los días.


2 comentarios:

carmen moreno dijo...

Si miro por la ventana veo las casas de mis vecinos. Vamos que las mías no son cuadros mutantes ni aunque quieran.

Kika... dijo...

Carmen... ¿qué cuadro es más mutante que el de la vida de los vecinos? Las ventanas tras las que se ven otras ventanas con gente dentro son los cuadros más brutales. Si no, que se lo digan a Hitchcock...

besos, besos, besos,
K