30 agosto, 2008

Nota bene

Alegría, una pregunta

¿dónde estabas estos días?

No es que me ponga celoso,

pero ¿dónde te metías?

Alegría, Lucas



Anteayer tenía ganas de ir a la peluquería. Cosa rara, porque normalmente lo odio. Salí contenta y con mechas. Lo primero es lo raro, porque en España es extraño ir a una pelu y no salir con mechas...


Anteanoche me emocioné. Puede que fuera un efecto secundario de una mesa galilense llena de gente maravillosa. Probablemente algo tuvieron que ver frases y canciones.


Ayer por la tarde me sorprendí sorprendiéndome, me sorprendí ilusionándome, me sorprendí con ganas de hacer las cosas. Me leí (es lo bueno que tiene tener un blog, que le puedes dar al rewind de tu vida), vi que realmente he estado triste y que eso era incompatible con mi estado de emoción, ilusión, alegría moderada.


Moderada porque voy a ir despacito, no se me vaya a arrebatar la comida. Me lo dicen Henar y Carmen (Moreno) y tienen mucha razón.


Si las cosas van bien, dentro de poco acompañaré mis posts con una canción que se llame Felicidad. Pero, de momento, haciendo honor a ese slow living, os dejo con la Alegría… tomad nota… Miss Sarajevo (sí, sí, tú), ponla bien alta. Y cuando te sepas la letra, a cantar.





Y lo de anoche y anteanoche… eso merece un texto aparte. Pero, de momento, me voy a que me dé el sol. Con vuestro permiso.


6 comentarios:

NáN dijo...

¿Qué "Felicidad" vas a poner?
A mí me gusta la de Lichis, la de "Nada más verte le dije a mi sentido común, que no me esperara levantado".

Espelia dijo...

wow, a mi tb me encanta muchisimo esa cancion!!!

Oderfla dijo...

Poco a poco... Lo importante es saberse levantar sin importar cuántas veces uno tropezó.

La hermaníssima dijo...

Mañana momentazo feliz!!!!habrá post de welcome home hermanissima????

Kika... dijo...

NáN... más que la de Lichis, que me encanta, iba a optar por una un poco menos conocida... pero ahora que lo pienso, pondré las dos, ¿no te parece? Si vuelve la felicidad, se merece eso y mucho más...

Espelia... ¿la de Lucas? He visto por tu perfil que eres de Eslovenia... ¿tan lejos ha llegado su música? Me imagino que si se lo cuento, estará encantado...

oderfla... tienes toda la razón. Por cierto, me pasé por tu blog y no sé si es que no se puede o yo no supe comentar, así que te doy la bienvenida desde aquí a las Realidades Paralelas...

hermaníssima... pues mira, no lo tenía pensado, y no trates de cambiar mi línea editorial, puñetera!!!! Te veo en un rato!!!

besos y magia,
K

Microalgo dijo...

Nada merece sus lágrimas. Seguro.