25 agosto, 2008

Agosto en Madrid (XIII): Constataciones agostiles

- Como la hermaníssima me siga dando sustos musicales enviándome documentos videográficos y sonoros de baja estofa, me va a dar un infarto. O me tendré que extirpar los pabellones auditivos.


- Madrid parece vacío en agosto, pero en realidad todo el mundo está en Urgencias. Todos menos George Clooney y el Doctor House, claro.


- Ayer me sorprendí diciendo que si no hubiera tenido la profesión que tengo, quizá me habría gustado ser médico. Y eso que me da un poco de miedo la sangre.


- Todos somos mucho más patéticos de lo que creemos y estamos mucho más solos de lo que pensamos. La cosa es ser lo suficientemente realistas como para darnos cuenta y ponerle remedio.


- Soy capaz de ofrecer un monólogo de veinte minutos al más puro estilo El Club de la Comedia, starring Kika.


- Las situaciones sólo son difíciles cuando hay segundas intenciones de por medio.


- Nunca pensé que me reiría tanto con una imitación de Su Santidad el Papa Benedicto XVI. En serio.


- Aún me debes una púa. Quiero decir, él aún me debe una púa. Una en concreto, además. Pero lo negará.


- Este mes está provocando una ola de nuevas imágenes blogueras (véanse El Otro Mundo y Chez Henar).


- El sexo sin compromiso, sin mañana después, sin desayuno, sin un abrazo y sin llamadas puede ser una buena opción si estás en mode soy un peligro para mí y para los demás.


- La vanidad humana no tiene límites.


- Ser mediocre es mucho peor que ser malo. Hay hasta una maldad mediocre.


- Ser un artista mediocre es mucho peor que ser un mal artista.


- Ahora mismo sólo podría enamorarme de Luis Piedrahita.



3 comentarios:

La bajista de las Viudas del Fary dijo...

Kika, queno queno, que hasta enero nada de nada, monada!!!! Yo te hago la cobertura y el taekwondo con las fans, pero tenemos que esperar a que se pase esta oleada de olas, porque si no, al fondo del mar que nos vamos de nuevo. Con los tritones.

Muchos besos, lindísima. Gran tarde, ayer.

Microalgo dijo...

Of. Sobre la mediocridad y sus efectos colaterales podríamos hablar largo y tendido (no me refiero a ese tipo de tendido, era una frase hecha).

En fin.

Kika... dijo...

viudita de Jaime de Mora y Aragón... oído cocina... de verdad... pero me prometes que me llevarás a ver a LuisPi????

microalgo... pues sí. Que triste que ser mediocre sea peor que ser malo. Que triste es no querer ver cómo se es...

miles de besos a los dos (vosotros, de mediocres, nada)
K