15 agosto, 2008

Agosto en Madrid (IX): Me voy un rato



El Amigo Coraje no se dio cuenta. Inadvertidamente, me regaló una canción de Carlos Chaouen que me removió por dentro y me decidió a decidir y desenquistarme.

A morirme un poco para poder vivir, cortándome el brazo enfermo sin olvidarme de llevarme por delante el sano también.

A aceptar los costes, que los hay, mientras sé dónde estoy y a dónde tengo que ir.

Me dejó mirarme cinco minutos por dentro, eso que tanto miedo me daba, y obrar en consecuencia.

Lloré anoche por mí, por él, por las maldiciones pegadas a la piel. Por lo que dejo también. Lloré por teléfono a una voz que sé que estaba pero no existe.

Supongo que si supiera que todo lo produjo Chaouen, estaría más o menos contento. O qué más da.

Y esta mañana lloro porque una persona importante casi pierde la vida, pero está vivo, vivito y coleando, como recién salido de un útero de metales retorcidos.

He metido cuatro cosas (literalmente) en el bolso, la guitarra y un archivador de temas. Dos discos, tres canciones, y me voy.

Vuelvo el lunes.

Conducid con cuidado.


cerrando el horizonte
bate las alas
el único destino es volar hasta el fin
y no esperar en las ramas
el loco de la noche blande su espada
el único testigo es mi tiempo sin ti
como una droga cortada
y no una flor en la espalda.

yo sólo quiero comerte la nariz
y tú me hablas de luz de Luna
te quiero tanto que tengo cicatriz
donde el olvido se tira a la basura
las golondrinas me preguntan por ti
y sólo vuelan si saben que tú sudas
te quiero tanto que tengo cicatriz
nunca el olvido…

El loco de la noche, Carlos Chaouen

3 comentarios:

Microalgo dijo...

Ya estoy de vuelta. Of. Qué descontrol horario que llevo encima.

Besotes.

síl dijo...

espero que te hayan sentado bien los 3 días... a mí, mi subida al pueblo me ha dejado como nueva...como un mes de vacaciones... y, encima, chaouen sonaba en el viaje... y siempre tiene esa facultad de removerlo todo...
sonríe por esa ·nueva vida· eso es lo que verdaderamente importa
un besazo!

Kika... dijo...

señor microalgo... ¿puede que haya estado en Australia? Qué bonito... cuénteme algo y prometo volver a poner una foto de perfil en la que se me vean los ojos...

;)

síl... pues sí, me vinieron de escándalo esos díitas... como a ti... tenemos que volver a empezar y podemos, claro que podemos...

besos y magia,
K