28 julio, 2008

Why





Dicen que un buen artículo periodístico debe responder al


¿qué?

¿cómo?

¿cuándo?

¿dónde?

y

¿para qué?


Hoy no me importa ninguna de esas preguntas.


He decidido apenas preguntarme por qué.


Me da la sensación de que a muchas personas les falta resolver ese interrogante. Quizá deberían tratar de hacerlo. O, al menos, decidir, como yo, que no hay respuesta.


Acoplarse a la vida del porque quiero. Del porque no me da la gana.


Ese porque quiero de mis besos, sin te intercalado. O con todas los tes del mundo, sin cuándos, sin dóndes, sin cómos ni qués. Sólo para ti, para mí y porque quiero. Sin más porqués. Pero con el más importante.


No hay comentarios: