02 julio, 2008

Reporterita de playmobil (I)

En honor a mi ex IR 500, cámara valientemente fallecida en acto de servicio, y a cerillasgaribaldi, que suele disfrutar de las imágenes que pongo por aquí, he decidido empezar una nueva serie con fotos que tengo guardadas por aquí y que por un motivo u otro no han salido a la luz. No soy buena fotógrafa, que nadie espere encontrarse por aquí obras de arte dignas de Bill Brandt o Ellen Von Unwerth. Pero todas tienen su gracia.


La primera, esta.

¿Somos como ratas?

Madrid, mayo 2008


4 comentarios:

cerillasGaribaldi dijo...

¡No sabes cómo te lo agradezco!

Sí, somos como ratas, aunque a veces menos listos que ellas y otras veces llegamos a querernos algo, cosa que ellas no hacen.

Besos, Bob

Jaco dijo...

¿Pero ha muerto del todo tu cámara?¿No hay manera de resucitarla? Que se recupere pronto y bien para seguir procesando fotos preciosas.

La hermaníssima dijo...

Yo soy una rata del desierto..jijijiiji!!!
Si le pones el color naranja a las ratas parece el camello del paquete de tabaco de camel!!!!Lo que hace la publicidad subliminal!
besos

Kika... dijo...

Bob... querernos algo, eso es. No somos como ratas (o eso espero...). Aunque los autores del estudio probablemente crean que tenemos que ver más de lo que parece...

Jaco... tengo cámara nueva! Una chachi! Todavía tengo que aprendérmela, pero creo que lo lograré y en nada de tiempo estaré en plan frikifoto!

Sisteríssima... madre mía, las ratas estas son como el Test de Rohrsach, ese de las manchas de tinta. ¿Qué ve usted aquí? Si es un paquete de Camel... ¿quizá fume demasiado?

miles de besos a todos,
K