12 junio, 2008

Friki TV (III): Risto MePone


Para un día que me pongo a ver la tele un rato en un intento infructuoso de que se me pasara un poco el dolor de cabeza, y de evadirme del examen del viernes 13, no salían más que cosas de Operación Triunfo. Y yo estoy siguiendo Supermodelo 2008, que ya lo he dicho. Así que no controlo demasiado lo de OT, no sé más que lo que veo haciendo zapping desde el programa de modeleo. Pero hoy, el dolor de cabeza y las ganas de evasión han hecho que pusiera uno de esos magazines vespertinos telecinqueros en los que reprocesan y comentan lo que pasa en las galas del programa de aspirantes a cantantes. En fin. Lo que venían a decir, con gran preocupación, es que puede que Risto Mejide, ese tipo que ha hecho de la crítica descarnada su producto personal, esté enamorado de una de las concursantes. Y la concursante de él, claro, aunque a mí me gustaría más que no fuera recíproco, para que la habitual carilla de cordero degollado de Risto cuando habla con esta chica tuviera un motivo sentimentaloide, y casi infantil, como lo es el amor no correspondido.


¿Y qué si Risto y Virginia, que así se llama la concursante, se gustan? Sería como tener un enchufe en el jurado, y total, mucha gente va enchufada por la vida y eso importa bien poco. Y a mí Risto no me gusta, que conste. Me pudre la mala educación, y aunque pueda parecer que Risto es muy educado, no lo es en absoluto. Creo que hay confusión al respecto: parece como si el saber estar se identificara con no gritar en plan verdulería (y eso que nunca he visto gritar a una verdulera o verdulero). Vale. No gritar es un comienzo, pero no es la demostración palmaria de la buena educación. Porque ser educado supone saber decir las cosas, tratar de no hacer demasiado daño al expresarlas… e incluso saber callarse a veces. No critico a Risto, me parece que el personaje que interpreta, la careta que se pone o su manera de ser – podría ser cualquiera de las tres y además me resulta irrelevante – está bien traído en ese concurso. Por lo visto, los minutos de oro son siempre los momentos en los que habla. Pues vale.


Verdulera o verdulero. Que yo no voy a ser menos que la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que se dirigió anteayer a los componentes de la Comisión de Igualdad del Congreso como miembros y miembras. Ufff. El debate sobre el machismo de la lengua me da una pereza infinita. Yo trabajo con palabras, las utilizo todo el tiempo y me encantan. Nunca me ha ofendido una palabra en masculino correctamente empleada. Ofende lo que se dice o se escribe con ánimo de ofender, y para ofender, Risto Mejide, sin ir más lejos, emplea el mismo diccionario que la ministra para promover la igualdad. Bueno, Risto no le da patadas al diccionario. Y aunque con esto me esté metiendo en un jardín – debería evitar los jardines a cuarenta y ocho horas del examen – yo diría que más que la lengua, en todo caso será machista la RAE, que con cincuenta y seis bancos de académico posibles, sólo cuenta con tres académicas.


Menos mal que una de ellas, Ana María Matute, ocupa la K mayúscula. Si le llegan a dar la hache minúscula, habría empezado a pensar mal del todo.


Por cierto, todas las letras son femeninas, de la a a la zeta, como muy bien hizo notar Sun Tzu anoche, mientras los miembros de la academia trabajábamos en un ensayo sobre la cuestión de la mujer en el mundo contemporáneo. La única miembra era yo.


El caso es que dice la hermaníssima que Risto Mejide ha escrito un libro. Un libro en cuyo prólogo relataba cómo el jurado de OT (la Jurado era cantante, cuidadito con los géneros) había sufrido una reciente ruptura sentimental. Pobre. Pues ya le han buscado novia. Lo que le faltaba.


Mientras, la Unión Europea aprueba la jornada laboral de 61 horas. Semanales. Tengo amigos que las hacen diarias, así que a lo mejor a alguien hasta le parece bien. No queda de nada en el supermercado, no hay gasolina, mi guitarra nueva está atrapada en algún punto indeterminado entre a saber dónde y mi casa (¡con la humedad que hay!), tengo un examen el viernes 13 en una sala que deberíamos denunciar a Amnistía Internacional y tengo sospechas… Bueno. Tengo sospechas y punto.


Menos mal que el viernes toca Miguel Dantart.



Y la K mayúscula… ha estado bien custodiada desde 1979, porque su anterior ocupante fue Carmen Conde… no hay letra más femenina en la RAE…


5 comentarios:

Pastori dijo...

¿Es verdad lo de Risto haciendo las pruebas de ingreso en el programa lluvia de estrellas cuando estaba bertin osborne en 1999? Dicen que TVE ha ordenado que retiren los videos para no promocionarlo pero creo que en el fondo es una treta de la primera para desprestigiar al jurado porque recordemos que risto se incorporó al programa cuando se lo quitaron a la TVE para ponerlo en telecinco. Vaya culebron.

Odisea dijo...

También yo hago un descanso en mi estudio para pasarme por aquí.

De las penurias que uno pasa en su vida opositoril se podría escribir un libro (yo al menos lo tengo en mente), aparte de lo que es la propia oposición en sí. Al menos no hará frío, que yo tuve que hacer exámenes con los guantes puestos

Besos solidarios y con valeriana

(Al final-finaaal de la página creo que he puesto algo ;)

Lilith dijo...

Algo radical, denuncia la sala a Amnistía Internacional, imagino que no es sólo por sus condiciones físicas...
Suerte, en un viernes 13, aunque espero que no la necesites.
Bsos mayas!

cerillasGaribaldi dijo...

Querida Suze:

Cuéntales lo del Greenwich y seguro que apruebas, que este (¿se acentúa?) lo tienes chupao.

Besos con inspiración para mañana, Bob

Kika... dijo...

Pastori... la verdad es que no lo sé, aunque de Risto yo me esperaría cualquier cosa...

Odisea... las penurias no van a ser nada en cuanto todo salga :)

Lilith... ya he hecho el examen y las condiciones eran denunciables: no había luz natural (y la artificial era mala), un opositor casi se mata (seis puntos) porque el aula estaba llena de cables sueltos, el papel no cabía en las mesas... vamos, que...

Bob... se han quedado impresionados con todo lo de Grenwich Village. Y el presidente del tribunal me dijo cuando entré... ¿tú no has estado alguna vez por el Boulevard Saint Germain? Yo puse sonrisa de musa misteriosa, que me sale muy bien...

besos y magia a todos (y gracias)
K