20 mayo, 2008

Hemos tocado fondo… que no, que lo peor está por venir

Dice la hermaníssima que en la vida hay que tocar fondo para tomar impulso y volver a salir a la superficie.


Mi madre afirma, sin embargo, que hay que disfrutar el momento porque todo podría ir mucho peor.


Las dos mitades de mi familia no están de acuerdo en sus filosofías de vida, lo que produce que ante las debacles todo termine por confundirse. Según la hermaníssima, yo habría tocado fondo y ahora tocaría volver a respirar. Según mi madre, todo puede ir peor. Yo no sé qué pensar, porque Lady K y Queens no me han dicho cuál es su filosofía, sólo me han dado abrazos, igual que Maria P y el amigo coraje. Bueno, no, el amigo coraje ha dado su opinión, y es buena, la verdad. Aunque no sé si haré lo que dice que haré. Si lo dudo hasta yo…


Vuelvo a las filosofías personales de vida. O me puedo hundir más y por lo tanto, debo tener cuidado con lo que hay ahora en mi vida, o nada puede ir peor. Yo soy más de las de mi madre, a pesar de que veo en la filosofía de mi hermana un toque de atención para un cambio de actitud.


Es cierto. Los últimos tiempos han estado llenos de errores. De errores de los malos, pero también ha habido errores de los buenos. De esos que son palabras que deberían haberse quedado sin decir pero que han salido a la luz (o al aire) y que quizá no terminen de tener efectos a largo plazo, pero sí lo están teniendo a corto. Consecuencias no deseadas, claro. Pero consecuencias.


Mi filosofía personal es aprender. Y con todo esto estoy aprendiendo alguna cosa. Sorprendentemente – lo hablaba hoy con una personita a la que creo que le ocurre algo parecido – a mejorar mi autoestima. He visto como la falta de esta característica nos pone frecuentemente a los pies de los caballos, porque nos dejamos, porque incluso nos traicionamos. Eso lo estoy aprendiendo también: lo de que cuando se es como yo y se tienen convicciones, sean del tipo que sean, traicionarlas no ayuda a liberarse. Sobre todo, claro, cuando tu convicción principal es buscar la libertad.


La historia de los últimos tiempos tiene todos los ingredientes. Errores, intrigas, traiciones, confusión, sentimientos salvajes en definitiva. Relaciones de todo tipo, verdades incómodas, mentiras por escrito, insatisfacciones, yo misma volviendo a dar oxígeno, ganándome reprimendas, perdiendo, ganando algo que no sé aún lo que es y vislumbrando el final de este capítulo.


La verdad es que da para una novela, que no sería un best-seller, pero vamos, da para una novela. O para un guión de película de serie B.


Lo que pasa es que no sé hasta dónde voy a leer la tarjeta, como si esto fuera el Un, dos, tres. La historia es mía, pero concierne a tanta gente que muchas cosas quedarán confusas, casi incomprensibles, pero es por un buen motivo. Además, tengo el tiempo desordenado y la primera persona mezclada con la tercera.


Y la segunda persona me juega malas pasadas, como de costumbre.


Espero que como me dijo Saritíssima, al menos quede interesante de leer aunque no se entienda ni una línea. Pero puesta a no garantizar, no garantizo ni eso.



La foto… de Bill Brandt, Desnudo (Londres, 1952)


Y... el sábado por la tarde - fecha central de todo esto, ya veis - terminé Un cierto calor, muy leve. Probablemente el poemario más paralelo (ese que alguien querrá atribuirse, ese que sólo una persona sabe que es suyo)... el tiempo creativo se me acelera. No sé por qué. Pero ahora creo que los hechos apoyan mi decisión de terminarlo. Si Aún sigo viva hablaba de la soledad, Mañana empieza en ti, de amor y Un cierto calor, muy leve del conflicto entre esperanza y desesperación... a saber dónde me va a llevar El estanque de tormentas...


6 comentarios:

vega dijo...

la vida es equivocarse continuamente... y salir del fondo para lanzarse otra vez de cabeza a ese mismo fondo...
no sé qué pasó el sábado, Kika, pero te mando besos con oxígeno, por si tienes que bucear hacia la superficie (ya sabes... sigue la dirección de las burbujas)

aroa dijo...

eeeeh! arriba ánimo
no te imagino tocando fondo

ánimo
y un abrazo fuerte

y esos poemas, juntitos todos, seguidos, habrá que leerlos, no?

cerillasGaribaldi dijo...

Pues como no me entero de nada, salvo que la libertad es lo más importante siempre, siempre, siempre....y que, en efecto estás totalmente equivocada con tu autoestima, ya que tienes que darle una oportunidad, no puedo más que mandarte una canción:

You can take what you can get
I forgive but I forget
You can never sleep enough
And your alarm is going off
You wake up and you can't pretend
A dream was just a dream again
Won't you dry your eyes?
But it doesn't matter anymore
You did just what you did before
Until you realize the words

http://es.youtube.com/watch?v=hircSEEbw_8
Yo la tengo - Black Flowers

Suerte con el Estanque de Tormentas, Ignacio

Kika... dijo...

Vega... muchas gracias. Me faltaba saber por dónde se subía... es verdad, ya sigo las burbujas, o al menos lo intento... :)

Aroa... cuando quieras. Pero tú escribes taaaaaaan bonito que mis poemas... no sé yo... por cierto, que quiero ir a ver tu patio, aunque no esté el cítriconaranjolimonero... y nada de tocar fondo, hala, que si tú no te lo imaginas no debe ser ni posible...

Ignacio... ya se irán aclarando las cosas. Creo. De momento, ya estoy escuchando tu canción y me encanta, como de costumbre...

besos y magia (y gracias)
K

Jaco dijo...

Aunque ya han pasado unos días desde que se publicó el texto, voy a intentar darte mi opinión.

Creo que yo estoy más de acuerdo con la filosofía de vida de tu madre. Tengo la sensación de que la hermaníssima (empiezo a tenerle cariño, y no la conozco de nada) se equivoca en que hay que tocar fondo para salir a flote. Hay que intentar nadar hacia arriba mucho antes de llegar al final. No digo que sea fácil, y a veces ni siquiera me parece posible, pero (y aquí es donde tiene razón tu madre) las cosas podrían ir peor, y el deseo de que eso no ocurra debería ser la bombona que nos asista en el ascenso.

Por otro lado, creo haber leído cada poema de Un cierto calor, muy leve que has publicado aquí, y sabes que me han gustado todos.
Ansioso estoy por conocer El estanque de tormentas.

Un beso, y de verdad espero que estés mucho mejor.

Kika... dijo...

Jaco, las dos (la hermanissima y yo) te tenemos cariñete también... y yo estoy volviendo a la superficie...

... floto, y vuelo...

besos y magia
K