05 mayo, 2008

Claudio

El otro día hablaba con un amigo y él me resumió quiénes eran las personas a las que admiraba. La lista era corta. Dos nombres.

Yo admiro a mucha gente. Me ocurre quizá lo contrario. Ahora tendría que decir que en realidad tengo criterio, que no es una cuestión de indecisión ni nada por el estilo. Igual que quiero a muchas personas y se lo digo, admiro a muchas otras. Algunas tienen habilidades admirables, comportamientos admirables o momentos admirables.


Hay otras que son admirables de principio a fin. Como concepto. Como conjunto. Porque saben que la vida es mucho más que la jugada de cartas que reparte alguien que a veces es indulgente y otras irresponsable. Porque tienen fuerza para derribar cada barrera como si estuviera hecha de papel de fumar.


Claudio es así. Exactamente así. No conozco a nadie con mayor capacidad de transformación vital: de una situación complicada a la felicidad, espoleado siempre por un ansia de mejora personal que le lleva cada vez más lejos.


Muchas veces decimos que si alguien hubiera nacido en otra familia o en otro país, si hubiera tenido mejor suerte en definitiva, la vida le habría ido mejor. Y se dice con pena, incluso con sorna, como dando por sentado que el destino nos explica y nos impone lo que debemos ser.


No. Me niego. Porque Claudio es el ejemplo de que no tenemos límites, de que cualquier edad es buena para estudiar, de que la vida es mucho más que acomodarse, compadecerse y pasar.


Por eso él dice que siempre lo defiendo. Es verdad. No puedo permitir que alguien le haga daño a una persona tan especial.


Además, tiene el punto de rebelión contra la injusticia que me encanta. Porque en eso soy igual. No sé si admirable, pero sí idéntica. Y ahora que lo está pasando mal, por una injusticia precisamente, soy yo la que se rebela.


Aquí estoy. Como dices siempre, para defenderte. Y que nadie se atreva a meterse contigo. Hay personas que llenan la vida de magia y se merecen que las hadas extiendan su mano sobre ellas.

La foto… es del fotolog de la hermaníssima, que habla de Claudio hoy también… somos los tres en un concierto…


Y mañana… una exclusiva musical MUNDIAL… con deciros que tendré a Miki Ramírez de Mr Kilombo para mí solita… ya lo explicaré…


3 comentarios:

La hermaníssima dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La hermaníssima dijo...

mañana te comento más, pero mira en el fotolog anda...que sales ya más en el papel cuché....

Anónimo dijo...

memorias de adriano
de marguerite yourcenar
besos