08 mayo, 2008

Antes rimaba entero


Calle Pelayo, Madrid.


bochorno de tregua

la tarde duchada de luz

ambarina, empalagosa

superpoblada

e incierta


hieden a ti

las esquinas de las calles

descorchados

los abalorios de sudor

y las citas


me eviscero

pulmones, abanicos

de esponja

de branquia, perforada

espinas


cascada intestina

tapono el silencio

que chillas

ventosas, dos dedos

en la herida






[este poema rimaba entero.

me he divertido al transcribirlo, destrozando las rimas

como quien limpia las entrañas de un calamar

y le da la vuelta a la cápsula de su cuerpo.

he sentido un cierto placer perverso,

como si quisiera que se resistiera y gritara,

cuan amante que desea ser descubierto,

lo he rimado para ver que podía hacerlo,

y después, verso a verso, lo he desrimado entero.]



De Un cierto calor, muy leve


La foto… un chico corre con un ramo de rosas en la mano. En la calle Pelayo, ayer mismo…


5 comentarios:

en tierra de nadie dijo...

Y a mí que me gustan más los versos sin rima...

Deja de escaquearte de venir al taller ;))

bss

Carmen dijo...

Estoy con Etdn, me gustan más los versos sin rima. Y, hágame usted el favor de no escaquearse de aquel taller, mujer.

Marian dijo...

Yo también los prefiero sin rima, de hecho, suelo "desrimar" los míos también :) Y da un gustito, ¿verdad?

Un besote, Kika

cerillasGaribaldi dijo...

Al final este poemario va a ser el mejor, en contra de todo lo que había previsto.

Ahora ya no quiero que lo cierres.

ETDN, te ví por el nocillero. Me gustó tu visión de la fiestas. Yo soy incapaz de mantener la observación por los excesos que suelen acompañar a las mismas.

Besos, Ignacio

Kika... dijo...

ETDN... no me he escaqueado... es que no sé hacer flashback...

Carmen... pues sí, sin rima :)
la verdad es que este poema me gusta, tiene su cosa, es Madrid acalorado...

Marian... no sabía que desrimar era tan divertido! Lo más gracioso es que me costaba desrimarlo, era como si no se dejara, como si sólo me llegaran rimas... me ha encantado el desrimado, lo voy a hacer más...

Ignacio... tienes razón. Había pensado que este fuera el último poema de "Un cierto calor, muy leve" (por el que no dábamos un duro y se ha hecho mayor, tiene unos 300 versos ya que aquí no lo he publicado todo), pero lo voy a dejar abierto a la expectativa de nuevos acontecimientos...

besos y magia (sin rima, sin rima),
K