20 abril, 2008

Verborragia

clic


… por mucho que te escriba, no te termino…

… no llego a tener la sensación de terminarte…

… es bueno, o no, o interesante al menos…

… me fascina lo raro, lo defectuoso, lo extraño e imperfecto, lo que no supone repetición…

… me interesa, me interesa casi desesperadamente, me interesas, me despiertas, no sé si deseo o deseas…

… suscitas lo vivo que hay en mí…

… lo que se despereza estirando las manos contra el esternón, como si de pronto fuera a surgir una réplica con mi cara y mi pelo que me abriera una brecha de quince centímetros entre pecho y pecho…

… como el puño o el talón del no nacido cuando presiona hacia fuera deformando la tripa de su madre…

… y yo, en ti, sola igual, sola distinta, pero en ti…

… ya no me pregunto hacia dónde vamos…

… sólo te escribo…

…apenas en la tierra, te escribo…


(de esta verborragia – no verborrea, sino verborragia – salió un poema. Por ello forma parte de Un cierto calor, muy leve…)

No hay comentarios: