17 abril, 2008

(sin título)

Transformación libre.
Sumas y restas.

Ahora mismo no,
no todo lo que te gustaría,
no sé si lo que me gustaría a mí.

Sonríe pegado al asfalto,
deja de creer
(o deja de creerte)
los retratos desdibujados.

Remojada de insistencia,
controlo un instinto
que a medias sofoca,
a ratos asfixia la dinámica
de la improvisación constante.

Creciente, reconocible,
esculpo el espacio con los brazos.
Me trago las mañanas
contigo como sombrero.
Escribo versos pares
con precisión macabra.

Transformación libre.
Sumas y restas.

Una yo en el umbral.
Y la otra que no llama.

De Un cierto calor, muy leve.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es soberbio...

Kika... dijo...

Gracias...

besos y magia,
K