21 abril, 2008

Intersección (I)... Dos lados, una moneda...

Sé que este blog presenta un cierto cuadro de esquizofrenia. O de doble personalidad. No es que sea como Albert DeSalvo, que por las mañanas era un empleado aparentemente inocente y por las noches el estrangulador de Boston. Pero sí que es verdad – y esto lo sé gracias a quienes me leen y me lo dicen – que hay personas que pasan por aquí expresamente a leer lo que cuento de mi vida, esos minutos transparentes, mi reflejo en los espejos deformantes del callejón del Gato y todo lo que configura lo cotidiano y lo kikeliano.


Hay otros lectores que prefieren ver qué pasó en el concierto de anoche, o qué discos me llevaría a una isla desierta, o esos rumores de Corazón de cantautor, o la programación de las Noches de Desakordes en la AC Nuevas Tendencias, que se publica aquí en exclusiva casi antes de que la conozcan los propios artistas. Podría decir que, hasta cierto punto - puede que hasta hagan bien – mi vida les da igual…


Parecen facciones irreconciliables, vida y música. En cierto modo lo son, aunque mi vida lo es todo… Me recuerdan a un trabajo de chinos que he emprendido esta tarde, consistente en separar las cuentas de colores que tenía en una bolsa.

Pero esta semana, llega la intersección. Creo que voy a aplazar algún post que ya está escrito, quizá deseche alguna cosa que tiene ya fecha de caducidad. Y contaré una historia divertida, un pedazo de música que late tan fuerte que es parte de mi vida. De la mía y de la de muchas personas que pueblan este blog. Será una especie de making of, aunque creo que en la vida no hay making of. O, por lo menos, nadie los cuenta.


Yo voy a intentarlo, en una serie que a ratos será culebrón y a ratos serial… pero divertida, seguro… espero que les guste a los fans de la música y a los que prefieren el lado personal…


Permanezcan a la escucha (siempre había querido decir esto…)


(por cierto, al final he optado por no separar los abalorios por colores y me voy a hacer un collar con la mezcla… que me gusta más…)

2 comentarios:

en tierra de nadie dijo...

Umm, qué intriga...estamos expectantes.

Seguro que te sale un collar precioso. Nadie es una sola cosa. Somos poliédricos, multifacéticos. A veces es desquiciante, pero es lo que nos hace únicos. Desconfía de quienes necesitan etiquetarlo todo.

un besazo

ETDN

Odisea dijo...

Hola Kika!

Seguro que lees esto y piensas..... esta mujer va con un poco de retraso. Puede que si, o que simplemente cada lectura requiere su momento y por ende, cada comentario el suyo.
Con la palabra serial siempre me vienen a la mente mis horribles dolores de muelas en mi m�s tierna adolescencia. Lo �nico que lograba que me olvidase de ellos era enfrascarme en una fotonovela o en una radionovela. Desde luego eran remedios baratos ;):P

Un beso paralelo
Vamos a por el 2� cap�tulo.